Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/144837

"Es un mensaje mafioso del narcotráfico": la familia del Sargento Ramos afirma que es una "causa armada"

El sargento Gerardo Ramos fue detenido el pasado jueves y este lunes fue imputado por asociación ilícita e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Por eso su padre se comunicó con Diario TAG y manifestó que es una "causa armada".

Comisaría Segunda - Horacio Ramos

En el marco de la detención del sargento Gerardo Ramos el pasado jueves tras un allanamiento en la comisaría Segunda, sede en la que se desempeñaba,  Horacio Ramos, padre del detenido, le dijo a Diario TAG que "es una causa armada".

En este sentido, Horacio Ramos manifestó que se trata de "un mensaje mafioso del narcotráfico" debido a que el Sargento había participado en el secuestro de 44 kilos de cocaína que se encontraban escondidas en el cielorraso durante un allanamiento en Barranqueras.

Este es uno de los casos que, según pudo saber este medio, sería uno de los hechos delictivos que estarían relacionados a la detención de Ramos.

Siguiendo la línea del "mensaje mafioso", el padre del detenido hizo referencia al ataque que sufrió la esposa del abogado defensor en la jornada de este lunes, cuando dos personas en una moto con cascos y barbijos le apuntaron con un arma: "El ataque demuestra esta tesis, es un mensaje mafioso por el cual están expresando que ningún integrante de la fuerza policial realice otro procedimiento como este porque les va a ocurrir lo mismo", señaló Ramos.

En esta sintonía, pidió que intervengan los distintos organismos de la provincia porque "así se empieza y después continúan con los crímenes y amenazas".

Ramos también habló sobre las pruebas en la causa y expresó que "solo hay llamadas telefónicas" y agregó: "La fiscal sin ningún otro tipo de prueba ordenó la detención y la imputación por asociación ilícita y violación de deberes de funcionario público , para este delito deben intervenir tres o más personas, y acá lo único acreditado son llamadas telefónicas entre dos personas".

Asimismo, sobre las llamadas telefónicas dijo que fueron extraídas de un teléfono "mal secuestrado". "Así lo dice el otro sospechado, quien por medio de su letrado pidió la nulidad de las actuaciones", añadió.

El otro sospechado al que se refiere es Néstor "Tuli" Carrizo, quien fue detenido y su celular fue clave en la vinculación con el policía que prestaba servicio en la Comisaría Segunda.

Sobre esto, el padre del sargento Ramos manifestó que hubo "irregularidades a la hora de la detención de Carrizo", las mismas expresó que se basan en que según sus sospechas el detenido fue sin celular a investigaciones. "Quedó en su casa y ante su ausencia, posiblemente los policías entraron y sacaron el celular", argumentó.

Por otro lado, también se refirió al procedimiento que se realizó en la casa de su hijo y manifestó que el ayudante de fiscal perteneciente a la fiscalía número 10 se presentó para realizar el allanamiento y "no tenia la identificación como integrante del poder judicial".

"Se le dijo que la orden era inválida y que si entraba a la casa constituiría un abuso de autoridad y violación de domicilio, de igual manera, hicieron el procedimiento", contó Horacio Ramos.

De esta manera, el padre del sargento detenido siguió expresando su teoría de que es "una causa armada" y explicó que "lo lógico hubiera sido que dejarán una guardia en el lugar y el supuesto ayudante ir a buscar su identificación o, de lo contrario, pedir otra orden de allanamiento con otro representante de la justicia".

Antes de cerrar el hombre hizo hincapié en que "había malicia con el Sargento Ramos" y aclaró que es todo lo que tiene para decir "por el momento", ya que afirmó que en el futuro volverá a hablar.

LA CAUSA

El sargento Gerardo Ramos fue detenido el pasado jueves en el marco de un allanamiento en la comisaría Segunda y en ese momento se comenzaron a conocer las distintas vinculaciones que habría con algunas causas de robos, por lo que la fiscal a cargo, Liliana Beatriz Irala, este lunes lo imputó por asociación ilícita e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El mismo que se encuentra alojado en la comisaría de Fontana tuvo la oportunidad de declarar también el día lunes, pero según confirmó a Diario TAG su abogado defensor, Juan Martín Varas, se negó a hacerlo.

Por otro lado, además de confirmar la imputación, su abogado informó que pedirán que pase al fuero federal.

Hacé click y comentá