Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/146985

Tras la excarcelación de Ramos, la familia insiste con una "causa armada" y remarca su inocencia

El sargento Gerardo Ramos se encontraba detenido en el marco de una investigación por posibles vínculos con un detenido a quien le secuestraron un teléfono con el que habría mantenido comunicación con el efectivo policial. La prueba del celular fue descartada por lo que le brindaron la libertad.

Horacio Ramos, padre del Sargento Gerardo Ramos.

Luego de pasar 50 días preso este viernes, la fiscal Lilian Beatriz Irala ordenó la libertad del sargento Gerardo Ramos, quien fue detenido en el marco de una investigación por posibles vínculos con un hombre de frondoso prontuario: Néstor "Tuli" Carrizo. En esa línea, se lo investigaba por una supuesta asociación ilícita e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La liberación de Ramos se dio en el marco de que la Justicia anuló el acta de secuestro del celular de Carrizo, dispositivo en el cual se habrían encontrado conversaciones las cuales llevaron a establecer vínculos entre el sargento y el detenido. 

Tras conocerse esta noticia Gerardo Ramos, quien no brindó declaraciones, estuvo en la redacción de Diario TAG, al igual que su padre Horacio Ramos, quien aseguró: "La doctora Irala lo excarcela a mi hijo, nosotros pensamos que ya le iba a dar el sobreseimiento, desconocemos la causa, nos extraña notablemente que ya no lo haya sobreseído, pero también entendemos los pasos procesales para que esto ocurra", comenzó Ramos. 

En este sentido, Ramos manifestó que "el caso direccionado hacia mi hijo por el personal de la División Delitos contra la Prosperidad". 

Sobre esto, explicó que existen dos informes que "tienen discrepancias": "En uno un oficial dice que lo detienen a "Tuli" y que no tiene ningún elemento encima y en otro dice que descartó el teléfono". 

"La abogada de Carrizo, en las pruebas que presenta ante el Tribunal, le dice a la fiscal que el personal policial ingresó a la casa donde estaba él, sustrajo el teléfono desde el interior y realiza el acta", añadió. 

Asimismo, sobre la cronología del secuestro del celular que lo terminó vinculando al sargento Ramos con el detenido, el padre señaló: "Siguiendo el camino del oficial que hizo el acta de secuestro figura que se inició 18.50 y Carrizo junto con Castillo, que son los policías informantes, llegaron a Investigaciones a las 19.05 y previo a eso estuvieron en Sanidad Policial a las 18.48. Es imposible que haya estado en dos lugares distintos a la vez, teniendo en cuenta que el acta, supuestamente, se hizo en Fontana". 

En esta sintonía, afirmó que "la causa fue direccionada" y expresó que el teléfono de Carrizo "fue manipulado". "Agregaron cosas y borraron otras que no les convenían a los policías intervinientes. Estamos plenamente convencidos que la causa estaba armada", argumentó. 

Ramos advirtió que esperan la semana próxima le dicten el sobreseimiento y de esa manera puedan ver los fundamentos de la Justicia. 

También adelantó que demandarán a los efectivos que estuvieron implicados en el secuestro del teléfono. "Ahí hay un delito que se cometió y ahí van a tener que investigar todo lo que ocurrió", dijo el padre de Ramos. 

Por otro lado, planteó que esto también podría estar vinculado al secuestro de 44 kilos de cocaína, operativo realizado en Barranqueras, en el cual el Sargento Ramos participó. "Pensamos que hay alguien más arriba que está colaborando para que esto suceda", afirmó sobre el posible vínculo con el narcotráfico. 

Antes de finalizar, remarcó la inocencia de su hijo e insistió que era "una causa armada". "Estamos acá para salvar el nombre y honor de mi hijo, acá o se puede decir otra cosa más de lo que está en el expediente", cerró.

Hacé click y comentá