Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/142627

Amenaza de muerte: "No quiero ser otra madre en esta vereda pidiendo justicia por una hija muerta"

"Toma dos gotitas de alcohol y sale a hacerse el machito, el valiente, el malo", indicó Ana María Miño, madre de la joven denunciante.

Declaraciones de Ana María Miño

El pasado 7 de agosto Ana María Leiva Miño, una joven de 26 años y que vive en el barrio La Rubita vivió un hecho desgarrador, fue acosada sexualmente por su vecino, un hombre de 50 años que según asegura la madre de la víctima tiene "amedrentado a todo el barrio". 

"Toma dos gotitas de alcohol y sale a hacerse el machito, el valiente, el malo", indicó Ana María Miño, madre de la joven denunciante que a su vez agregó en declaraciones a Diario TAG: "Basta de esta gente".

Las denuncias formales se realizaron en la Comisaría Quinta. Allí, la joven de (26) argumentó que teme por la seguridad de su hijo de cuatro años tras las supuestas amenazas del hombre con quién dijo jamás haber mantenido un vínculo. 

Es así, que en la mañana de este viernes se acercaron hasta la fiscalía de la 9 de Julio para pedir justicia y la inmediata detención de Marcos Amarilla, persona denunciada por supuestos acosos sexuales. "Estamos pidiendo la prisión preventiva para Marcos Amarilla. El domingo se metió en la casa de mi hija, rompió el portón a patadas, rompió la puerta ingresó, se abalanzó sobre ella, se fue sacando la ropa", declaró en vivo para este medio.

Ana María Leiva Miño, víctima de los acosos

"Es increíble, estamos esperando todavía que lo detengan, lo queremos preso porque es un peligro. Mi hija esta amenazada de muerte, mi nieto de 4 años también", manifestó.

Sin embargo, Ana María Miño detalló que apareció la familia de Amarilla "pidiendo que se retire la denuncia porque si no van a hacer justicia por mano propia". En esa línea, precisó mayores datos de la situación por la cual están atravesando. "Mi nieto de 4 años se esconde en un placar y desde el día domingo no duerme, no come, está asustado, grita y está amenazado de muerte", confesó.

"Yo quiero que lo metan preso, no quiero estar la próxima vez llorando pidiendo justicia y mi hija muerta, estoy avisando desde el 7 de agosto que lo encierren", aseveró y remarcó: "Por qué hay que esperar que sigan matando a las chicas para tomar cartas en el asunto". 

Minutos después de seguir dialogando, se dirigió con un mensaje especial para la justicia, para que tomen carta en el asunto y no dejen pasar más tiempo. 

Fiscalía ubicada sobre la Avenida 9 de Julio

"Tienen todas las herramientas y los instrumentos legales para hacer el trabajo esta gente. Encierren a los violadores", ponderó. 

Y continuó: "Desde el domingo que ando recorriendo con las denuncias, anduve hasta con la campera del tipo que entró a la casa de mi hija desvistiéndose, el celular ayer lo entregué a CiberCrimen. El tipo le metió la mano, la manoseo toda".

"Dejemos de enterrar a las chicas, dejemos de venir a pedir justicia por gente que ya está muerta, no quiero ser otra madre en esta vereda pidiendo justicia por un hija muerta", agregó.

Finalmente, contó que se hicieron presente en la fiscalía porque alrededor de las 9 de la mañana, -Marcos Amarilla- tenía que presentarse a pedido de la justicia. "Hoy debería estar, quiero que me informen si lo detuvieron, lo quiero preso", cerró. 

Haz click para comentar en Facebook