Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/137769

Cuál es el costo de los productos sin TACC en Resistencia y cuáles son los más consumidos

Todos los comercios visitados tenían un denominador común: uno de sus dueños o algún empleado del comercio es paciente celíaco. 

Productos sin TACC 

Cada 5 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Enfermedad Celíaca, hoy en día con el fin de concientizar a la comunidad sobre esta patología y promover la búsqueda de soluciones para las personas afectadas. Por este motivo, Diario TAG  salió a las calles del centro de Resistencia para ir hasta los diferentes comercios que se dedican a la venta exclusiva de productos para personas con celiaquía. 

Góngolas 

En esta ocasión, todos los comercios visitados tenían un denominador común:uno de sus dueños o algún empleado del comercio es paciente celíaco. 

Si bien no es un negocio rentable, se sabe que afecta a 1 de cada 100 personas en el mundo.  Por eso, quienes venden estos productos aseguran que lo hacen por el simple hecho de poder acceder a los mismos y poder ofrecer esa posibilidad a quienes tengan dicha patología, ya que hasta hace poco había una importante escasez de productos sin TACC. 

Stock productos sin TACC 

En este sentido, los locales visitados fueron un total de tres, donde uno de ellos se encuentra ubicado en la intersección de la calle de Mitre y Pueyrredón. Lo particular de este negocio es que funciona como un kiosco, aunque tiene una góndola exclusiva de productos sin TACC (trigo, avena, cebada y centeno), aptos para celíacos, sumado a que venden comidas congeladas, como tartas y pastas frescas. 

Paso seguido, nos dirigimos hasta Sintaccis,  comercio ubicado sobre avenida Rivadavia al 55, el mismo es de venta exclusiva para celíacos. Por último, recorrimos Nutri, ubicado la calle Corrientes, metros antes de la avenida Sarmiento. Allí, se dedican a la venta de comida saludable y orgánica, tanto para veganos como para vegetarianos y también para celíacos.

Comercio  

Aquí, la parte más importante de esta nota y tiene que ver con la variedad de precios que se pueden encontrar en los distintos productos, aunque está claro que varían mucho respecto a los que son de consumo masivo. Por ejemplo, un fideo spaghetti sin TACC de 500 gramos cuesta 170 pesos, mientras que un spaghetti común ronda los $90/$100; el fideo tirabuzón sin TACC cuesta de 400 gramos cuesta $370, mientras que uno de la misma variedad, pero común vale $150.

Respecto a las harinas sin TACC, que mayormente suelen ser uno de los productos más vendidos ya que los pacientes elaboran con ella diferentes productos, vale $415; en este caso una harina común cuesta $130 y una leudante $160; la harina para ñoquis, muy usada por los consumidores que no padecen la enfermedad, ronda los $280; y la misma harina sin TACC apta para celíacos cuesta $320.

"Hay una diferencia de precios y lo que más busca la gente son las harinas o las premezclas que son para preparar. Hay gente que viene y compra un pan y otro que viene y compra para hacer, que a su vez es más económico", cuenta Mariela propietaria de Sintaccis.

Con las barras de cereales o alfajores sucede lo mismo, agrega Mariana, "algunas son endulzadas con Stevia y es un poco más caro. Con los alfajores también uno común sin TACC sale $130".

Góngolas 

Unas galletitas pepas sin TACC de 150 gramos cuesta $220, mientras que unas pepeas de 200 gramos común cuesta $100; otra clase de galletitas que según contó la propietaria del lugar son las más elegidas por los celíacos por su calidad y sabor, vale $300 los 100 gramos. 

Los productos congelados y pastas frescas son otras de las elecciones más comunes de las personas con celiaquía pero los precios también son más caros para ellos. Un paquete de fideos frescos de 300 gramos cuesta $350, mientras que en Pastilandia el kilo de los fideos comunes está $500; los Nuggets sin TACC de 300 gramos, valen $550, mientras que las comunes de 500 gramos cuestan alrededor de $420; media tarta congelada sin TACC cuesta $830 y una común $780.

"Son productos más caros, pero la gente no se queja por el precio porque ya son clientes y conocen los precios", afirman los empleados del kiosco que tiene una sección especial para celíacos. 

Haz click para comentar en Facebook