Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diariotag.com/a/129631

¿Desaparecida?: denuncian que la mujer que fue buscada por 48 horas "golpeó salvajemente" a otra

En el día de ayer, la Policía del Chaco había publicado en el paradero de personas la desaparición de Antonella Rivero, una joven de 22 años que había desaparecido el día sábado en horas de la madrugada luego de irse a una fiesta con un joven.

En estas horas, el caso de la desaparición se tornó llamativo luego de que la adolescente fuera encontrada en cercanías a la Comisaría Quinta. A raíz de esta supuesta desaparición, una denunciante se comunicó con la redacción de Diario TAG para brindar información del hecho. De esta manera y con denuncias como prueba, se supo que Rivero había participado de una pelea en la fiesta que se realizó en un quincho ubicado por Avenida Soberanía y calle 28.

La víctima de la agresión es una joven de 18 años, quién el día domingo se hizo presente en la Comisaría Quinta para denunciar lo sucedido en la fiesta en la que ella también estuvo presente con su prima y otras amigas.

La denunciante argumentó que se encontraba haciendo la fila para poder ingresar al baño, cuando observó a Antonella Rivero discutiendo en primer lugar con un joven, donde al pedirle permiso esta optó por agarrarle del pelo y tirarla al piso para propinarles golpes con otras mujeres. Producto de estas agresiones, la víctima recibió un corte en la parte del abdomen, por lo cual tuvo que ser atendida en el hospital Perrando.

Por otro lado, la tía de la denunciante, María Soledad Romero expresó: "La agresora vive por calle Dodero, en ningún momento estuvo perdida, ni secuestrada, solo se escondió por lo que hizo" y agregó: "mi sobrina tiene un puntazo en el estómago, uno en la pierna y un corte en la mejilla".

Además, en la denuncia realizada por la joven agredida comentó que tiene miedo y teme por su integridad física, por eso pidió solicitar la medida de prohibición de acercamiento por parte de Antonella Rivero.

Por último, la joven con domicilio en el barrio La Liguria aclaró que tiene a dos testigos, y que los mismos presenciaron las agresiones.