Jueves, 25 Febrero, 2016

Esta historia cuenta que al conejo bautizado como Wheelz lo encontraron en la nieve, congelado y moribundo. Al parecer, tenía heridas causadas por un conejo mayor que lo arrastró fuera de su nido. Aunque normalmente hubiese muerto, el pequeño tenía muchas ganas de vivir y afortunadamente fue rescatado.

De esta manera, los propietarios de una granja de Estados Unidos lo encontraron y decidieron tenerlo como mascota. Aunque se llevaron una sorpresa ya que sus patas traseras ya no respondían, por lo que su dueño compró un skate de juguete, por el valor de 1 dólar, para asistirlo en su movilidad.

"Wheelz es feliz, ama su vida y la velocidad" comentaron quienes lo rescataron y adaptaron. Cabe aclarar que Wheelz significa "Ruedas", aunque en realidad se escribe Wheels, pero sus dueños prefirieron escribirlo con "z".

Leer más...
none