Martes, 30 Agosto, 2016

En la ciudad entrerriana de Gualeguaychú se vivieron momentos de tensión. Un joven de 29 años llegó a su casa y se encontró con la situación de no poder ingresar, ya que el hombre con el que mantenía una relación se lo impedía.

Según testigos, el joven "ya no sabía cómo hacer para sacárselo de encima" y se aclaró que el agresor estaba viviendo "momentáneamente" en la casa porque "no tenía dónde quedarse".

La Policía informó que cuando el dueño de casa no pudo ingresar al domicilio, llamó por teléfono a su hermana para entre ambos poder disuadirlo. Cuando la mujer de 35 años arribó al domicilio, el otro sujeto ya había abierto la puerta y ambos mantenían una discusión.

La furia se habría desatado cuando la mujer intentó filmarlo con el teléfono. Supuestamente fue ahí cuando el agresor le quitó el teléfono y la agredió con una llave francesa. También la amenazó con un cuchillo, pero su ex pareja se puso en el medio e impidió que llegara a lastimarla.

Lo cierto es que en el registro de una cámara de seguridad se observa a todos los protagonistas que corren hasta la esquina de Andrade y Caseros, en donde el agresor la toma de los pelos y comienza a golpearla y patearla en la cabeza.

A pesar de que llegaron vecinos a tratar de separarlos, el agresor la mantuvo agarrada de los pelos durante varios minutos. Incluso, el matrimonio que hace pocos meses fue víctima de un intento de asalto en su despensa y fue noticia porque echaron a los delincuentes a botellazos, fueron los que auxiliaron a la víctima y llamaron a la Policía.

Cuando los uniformados llegaron al lugar, aprehendieron de inmediato al agresor y lo trasladaron a la Jefatura de Policía, en donde quedó a disposición de la fiscal Lucrecia Lizzi.

Leer más...
none