Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

El legado arquitectónico de la avenida diagonal porteña Roque Sáenz Peña es sólo una parte de la extensa presentación realizada por Argentina ante la Unesco para conseguir que se designe a las ciudades de Buenos Aires y La Plata como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, Teresa Anchorena, comentó a Télam que se trata de un proyecto que se presentó en febrero de 2018 "después de un año de trabajo y que ya fue aceptado para la lista tentativa de Patrimonio" de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

"Ahora estamos trabajando junto al gobierno de la ciudad, la municipalidad de La Plata y el gobierno de la provincia de Buenos Aires en el detalle del proyecto que será presentado en febrero de 2020", apuntó.

Anchorena, descendiente de Joaquín, intendente porteño entre 1910 y1914 y uno de los impulsores de la apertura de la popularmente llamada Diagonal Norte, dijo que esa avenida fue un "proyecto muy innovador" y que quienes la recorren "quedan sorprendidos por el trazado y por los edificios".

La primera vez que la Unesco incluyó en su lista de Patrimonio Mundial a un sitio de Argentina fue en 1981, cuando declaró como tal al Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz.

Desde entonces, se sumaron otros diez lugares: el Parque Nacional del Iguazú (1984), las Ruinas de las Misiones Jesuíticas Guaraníes (1984), la península de Valdés (1999), la Cueva de las Manos del Río Pinturas (1999), la Manzana y estancias jesuíticas de Córdoba (2000) y los Parques naturales Ischigualasto y Talampaya (2000).

Ya en este siglo, se sumaron la Quebrada de Humahuaca (2003), Qhapac Ñan, el sistema vial andino (2014), la obra arquitectónica de Le Corbusier (2016) y el Parque Nacional los Alarces (2017).

 

Fuente: Télam

Leer más...