Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El equipo de Economía Femini(s)ta realizará, junto a docentes especializados en ESI, contenidos de descarga gratuita. La divulgadora científica Agostina Mileo, una de las responsables, dijo a Entremujeres que es fundamental para derribar el tabú que rodea la menstruación para promover una sociedad más igualitaria.

"Se calcula que hay alrededor de 10 millones de personas que menstrúan en la Argentina. La mayoría solo conoce las toallitas y los tampones como método para gestionar su menstruación", dicen Economía Femini(s)ta en el marco de su campaña MenstruAcción, que busca visibilizar la cuestión de la gestión menstrual.

Existe una explicación para entender por qué este tema es central a la hora de hablar seriamente de equidad de género: la falta de artículos para gestionar la menstruación (toallitas, tampones, copa, etc.) así como el desconocimiento de cómo afrontarlo generan problemas concretos, por ejemplo, no poder salir a trabajar o estudiar (ya que aumenta las probabilidades de deserción escolar y ausentismo).

A más de dos años del lanzamiento de MenstruAcción, la organización da un paso más y se mete de lleno en la educación, al generar material de descarga gratuita para docentes. Esto, según sostuvieron desde la campaña, “es fundamental para derribar el tabú que rodea la menstruación y promover una sociedad más igualitaria”.

Agostina Mileo, licenciada en Ciencias Ambientales, magíster en Comunicación Científica, Médica y Ambiental, y Doctoranda en Historia y Epistemología de la Ciencia, sostuvo a Entremujeres: “Nos parece que la mejor manera de intervenir tiene que ver con dar herramientas a los docentes, que se nos acercan muchísimo, para que sean ellos quienes puedan incorporar esto a los contenidos y puedan pensarlo en base a la idiosincrasia del aula, porque son ellos quienes conocen a los alumnos y no nosotras”.

Así, la divulgadora conocida como “la Barbie Científica” aclaró que el material lo realizará “el equipo de MenstruAcción, con asesoría de docentes especialistas en ESI”, con el objetivo de que “pueda llegar a más lugares del país”. Ampliar el alcance es una meta importante luego de que desde la campaña ya realizaran talleres formativos para más de mil personas en diez provincias.

Agostina detalló que estos talleres se dieron “en escuelas y otros espacios de la educación no formal en contextos vulnerados para tratar de derribar mitos acerca de la menstruación y para darle un enfoque más libre de estigmas, donde no se asocie tanto la menstruación a la reproducción”. “Lo que hace esto es cambiar un poco la perspectiva y cuestionar los estereotipos a su alrededor y la vergüenza que se impone sobre ella”, añadió.

MenstruAcción surgió en con el objetivo de visibilizar que la menstruación es un factor de desigualdad que se suma a la brecha salarial, la redistribución asimétrica del trabajo doméstico y otras disparidades de género. La campaña se centró en tres reclamos:

  1. quita del IVA para todos los productos de gestión menstrual, 

  2. provisión gratuita en escuelas, cárceles, universidades, hospitales y otros espacios comunitarios e investigación y 

  3. elaboración de datos que permitan tomar decisiones tanto públicas como privadas respecto a la gestión menstrual.

 

Hoy, los resultados de la campaña son notables. “MenstruAcción ha sentado un gran precedente. Se empezó a hablar del tema en los medios masivos; se dijo la palabra ‘menstruación’ en el Congreso; hay 13 proyectos de ley; se incorporaron a Precios Cuidados y hay muchísimas organizaciones de todo el país que han replicado la campaña”, aseguró Mileo.

La especialista mencionó que el impacto fue mucho mayor al que esperaban cuando iniciaron el proyecto. “Ha cumplido su cometido con creces, que era instalar este reclamo dentro del movimiento feminista y de la consigna ‘el Estado es responsable’”, afirmó.

En tanto, la divulgadora científica detalló también entre los logros más importantes que se “ha logrado dar cauce a un montón de iniciativas. Por ejemplo, una compañera que tiene una tienda de productos naturales comenzó la fabricación de toallitas de tela con mujeres de la Villa 31. Ahí hay un impacto en la economía popular”. “Lo que pudimos hacer es nuclear el activismo menstrual de una manera que tenga más fuerza porque esas propuestas ya no están tan aisladas”, concluyó.

 

Fuente: Clarín

Leer más...

Galería de videos