Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128
En la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza, un joven asesinó bestialmente a otro después de una noche desenfrenada de consumo de alcohol y estupefacientes. La víctima, de 20 años, apareció envuelta en una lona y atada con pedazos de alambres. El apuntado como asesino quedó detenido.
 
El cadáver salvajemente masacrado a fierrazos en la cabeza y con el estómago abierto a cuchilladas de un joven, de 20 años, apareció envuelto en una lona, atado con alambres y en el interior de una zanja, en un tremendo suceso que se descubrió en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, en el partido de La Matanza.
 
Las autoridades policiales lograron detener al responsable del horrendo asesinato, estableciéndose que había agredido a la víctima luego una violenta discusión que mantuvieron en una vivienda, en Villa Dorrego, mientras se hallaban drogados y alcoholizados.
 
Una vez consumado este ilícito, el forajido trasladó el cuerpo 800 metros, a bordo de una carretilla, hasta el zanjón. Posteriormente el marginal fue detenido en González Catán.
 
Los voceros de los tribunales de La Matanza revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Alexis Nicolás Martínez, de 20 años.
 
Trascendió que el macabro hallazgo se produjo cuando integrantes de la comisaría de Gregorio de Laferrere (1a de Este de La Matanza) recibieron una denuncia, al número telefónico de emergencias 911, que hacía referencia a un bulto sospechoso, en una zanja que está situada en el cruce de Calderón de la Barca y la ruta provincial 21, a 300 metros del denominado puente del kilómetro 29.
 
De inmediato esos servidores públicos de la seccional arribaron al lugar y, tras localizar al occiso, que estaba envuelto en una lona, la cual había sido atada con trozos de alambre, les avisaron de la situación a sus pares de la seccional de Villa Dorrego (3a Sur de La Matanza), donde los familiares de Martínez habían radicado una denuncia por averiguación de paradero, debido a la tardanza del muchacho en regresar a su domicilio.
 
Momentos después los parientes del joven, acompañados por los uniformados, llegaron el zanjón y reconocieron al fallecido.
 
Basándose en una serie de testimonios obtenidos en el humilde vecindario, los investigadores lograron establecer que Martínez había estado reunido junto a un amigo llamado Federico Maximiliano, de la misma edad, en una finca situada en el cruce de Buenos Aires y Valentín Gómez, en Villa Dorrego.
 
La detención Al cabo de varias diligencias, los pesquisas policiales de la comisaría de González Catán (1a Sur de La Matanza) finalmente apresaron al asesino, en una plaza ubicada en la esquina de avenida José Equiza y Maestra Concepción Valle.
 
Los funcionarios de la Justicia dialogaron con Federico Maximiliano, quienes les dijo que había atacado a su amigo a fierrazos en la región del cráneo y a cuchilladas en el estómago como resultado de una acalorada reyerta, que entablaron tras de consumir estupefacientes y bebidas alcohólicas.
 
Luego, el homicida envolvió a Martínez en la lona, ató el bulto mediante alambres y lo cargó en una carretilla, que utilizó para trasladar al muerto hasta la ruta provincial 21.
 
Intervino en la causa el doctor Carlos Adrián Arribas, fiscal de la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza.
Leer más...
none