Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Los viajes turísticos están al tope de las prioridades de consumo para la pospandemia del nuevo coronavirus, debido a que la cuarentena potenció el ánimo viajero, según un sondeo difundido por una consulta especializada, en el que la mayoría de los consultados dijo esperar la reapertura del sector para fines de este año o inicios de 2021.

El segundo relevamiento sobre "Posibles Escenarios del Consumo y del Turismo Post Coronavirus", del estudio Singerman & Makón, revela además que en los destinos elegidos la mayoría se inclina por el interior del país y un tercio por el exterior.

"Más de la mitad de los encuestados en el relevamiento realizado entre el 28 de mayo y el 5 de junio manifestó que los viajes y el turismo siguen al tope de las prioridades del consumo para la etapa posterior a la cuarentena, una vez que se reabran los destinos turísticos", precisó a Télam uno de sus responsables, el economista especializado en turismo Pablo Singerman.

Sobre la tendencia general, destacó que "más de la mitad de los encuestados manifestó que la situación de aislamiento social generó un ánimo mayor de realizar un viaje", efecto que fue aún mayor en los grupos más jóvenes.

"Sin embargo, el miedo a viajar por temor a contagio y la pérdida de poder adquisitivo atentan sensiblemente sobre las decisiones de viajes de los encuestados.", admitió.

El relevamiento, realizado en todo el territorio nacional a través de redes sociales, páginas web y correos electrónicos a base de datos de esta consultora, abarcó un universo de 1.417 personas mayores de 16 años.

Con respecto al horizonte de recuperación de la actividad turística, las expectativas de viajes se mantienen hacia finales de 2020 y principios de 2021, a lo que se le suma que más de la mitad de los encuestados debió reprogramar un viaje directamente para el año próximo.

La principal medida que deberían tomar los destinos para incentivar las decisiones de viaje es garantizar la seguridad sanitaria de las personas, tal como se evidenció en el primer relevamiento. 

"Las tendencias sobre el nuevo turista para la etapa pospandemia muestran que las personas encuestadas planean viajar con su grupo familiar, utilizando transporte aéreo o su vehículo propio como principales medios de transporte y viajando por motivo de vacaciones", explicó Singerman.

Entre los que viajarían al interior, hay un comportamiento dispar en relación a la distancia, con una proporción similar entre quienes optarían por larga, media y corta distancia, y una muy baja cantidad para viajes de cercanía.

Las regiones más elegidas fueron la Patagonia y la provincia de Buenos Aires, con San Carlos de Bariloche y Mar del Plata, respectivamente, como los destinos más seleccionados.

De quienes planean viajar al extranjero, la mayoría elegiría Europa, en especial España e Italia, y en segundo lugar América Latina, con Brasil a la cabeza, y América del Norte, con Estados Unidos como país más elegido.

"Esto evidencia que pese a haber sido el foco de contagios durante la pandemia, los destinos internacionales más tradicionales continúan manteniendo su atractivo para los turistas argentinos", precisó el especialista.

En lo estrictamente económico, cerca de la mitad de los encuestados sostuvo que la crisis generada por la pandemia disminuyó su nivel de ingresos, mientras que para un 38,5% se mantuvo en los niveles previos a la crisis.

Los trabajadores autónomos y los empresarios fueron los más afectados en materia de ingresos, debido a la interrupción forzosa de sus actividades a causa del aislamiento obligatorio.

La caída de ingresos llevó a que dos de cada tres encuestados afirmara que su capacidad de ahorro disminuyó o desapareció, en tanto un 15% manifestó que tuvo un aumento, producto del ahorro forzoso que genera la cuarentena en gastos cotidianos, como gastronomía, recreación y transporte.

Sobre el destino de esos ahorros, el 40% sostuvo que podrían ir al consumo de bienes y servicios en los próximos meses, factor que será clave para evitar una caída importante en el nivel de consumo agregado.

"La pérdida de poder adquisitivo y el miedo a una crisis económica se consolidan como los dos factores que más desincentivan las decisiones de consumo", subrayó el economista especializado en turismo.

 

Fuente: Télam

 

 

Para comentar la nota en Facebook hacé click acá.

Leer más...
none