Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró este martes que la ayuda alimentaria que Estados Unidos destinó para paliar la crisis del país caribeño, y que ya se acopia en la ciudad colombiana de Cúcuta, "es cancerígena" y envenenará a quienes la consuman.

"Esa ayuda viene contaminada y envenenada, es cancerígena, así lo han mostrado distintos estudios científicos", dijo la funcionaria, sin ofrecer pruebas, en una alocución transmitida por la televisión estatal VTV.

En ese sentido, señaló que Estados Unidos busca con estas donaciones y "a través de químicos envenenar" a los venezolanos. "Debe llamarnos a la alerta, a la alarma (…), podríamos decir que son armas biológicas lo que pretenden con esa ayuda humanitaria", insistió.

Asimismo, calificó como "un show barato" y "un insulto" que la oposición y varios Gobiernos de la región, liderados por Estados Unidos, señalen que Venezuela precisa de ayudas.

Las declaraciones de Rodríguez se inscriben en la línea de las expresadas el lunes por el dirigente chavista Freddy Bernal, quien aseveró que al menos 14 personas se intoxicaron al ingerir alimentos de las ayudas acopiadas en Cúcuta.

"No es mi opinión, es el diario La Opinión de Cúcuta quien reseña el día de hoy (lunes), 14 compatriotas colombianos intoxicados por el tipo de alimentos", dijo al actuar como vocero del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Con todo, el rotativo colombiano ya desmintió que haya divulgado esta información, que circuló en las redes sociales junto a una captura de la noticia.

"La Opinión aclara que no ha publicado nada sobre esto y que la imagen que circula no es auténtica. Se trata de un fotomontaje irresponsable", señaló el diario en una entrada de su edición digital.

El antichavismo, que no reconoce el nuevo mandato de 6 años que juró el presidente Nicolás Maduro el pasado 10 de enero, ha señalado que el país necesita de ayudas ante la grave escasez de alimentos y medicinas que aqueja a los venezolanos.

Pero Nicolás Maduro, en horas bajas desde que el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, lo desafiara y anunciara asumir funciones como presidente encargado, niega la crisis y califica las ayudas como un "regalo podrido" que porta "el veneno de la humillación".

La oposición considera ilegítimas las elecciones de mayo pasado, en las que Maduro resultó reelegido presidente y que han sido cuestionadas por la comunidad internacional.

La crisis se acentuó cuando Guaidó se declaró presidente interino al invocar unos artículos de la Constitución venezolana y logró el respaldo de Estados Unidos y buena parte de los países del continente americano.

 

 

 

 

Fuente: Infobae

Leer más...