Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4393128

Un tribunal español confirmó por mayoría la polémica sentencia por abuso sexual -y no por violación- a nueve años de prisión impuesta a los cinco jóvenes del grupo La Manada, quienes en 2016 penetraron sucesivamente a una joven de Madrid durante las fiestas de San Fermín.

Según el fallo publicado hoy, el Tribunal Superior de Navarra (TSJN) ratificó que no hubo violencia ni intimidación en los hechos, condiciones necesarias para que la agresión se considere violación.

Los acusados ya habían sido condenados en abril pasado en primera instancia por abuso sexual por la Audiencia regional de Navarra, lo que generó un fuerte rechazo y una ola de protestas en todo España, especialmente del movimiento feminista.

Los hechos ocurrieron hace dos años en la ciudad norteña de Pamplona durante la fiesta de San Fermín, cuando los cinco jóvenes sevillanos penetraron sucesivamente a una joven madrileña de 18 años en el portal de un edificio.

Durante el acto, los autores se grabaron a sí mismos con sus celulares y alardearon al respecto en un grupo de WhatsApp en el que se hacían llamar "La Manada".

Pese a ello, la justicia española volvió a considerar hoy que "la víctima adoptó una actitud de sometimiento y pasividad".

El TSJN confirmó la condena tras estudiar los recursos que presentaron la Fiscalía, los abogados de la víctima, las acusaciones populares (la municipalidad de Pamplona y el gobierno regional de Navarra) y la defensa de los cinco enjuiciados.

No obstante, dos de los cinco jueces del tribunal -todos ellos hombres- discreparon de la resolución.

Los magistrados Joaquín Galve y Miguel Ángel Abárzuza consideraron, en cambio, que habría que condenar a los acusados -actualmente en libertad bajo fianza- por un delito continuado de agresión sexual a sendas penas de 14 años, 3 meses y un día, reportó la agencia de noticias EFE.

En su opinión, se trató de "un acto de intimidación y coacción creado por todos ellos, tendiendo una encerrona a la víctima, teniendo en cuenta la prácticamente nula posibilidad de ésta de huir y/o escapar", según precisó el fallo.

Pero al no representar la mayoría, su criterio quedó descartado.

El abogado de los acusados, Agustín Martínez, adelantó hoy que recurrirá ante el Tribunal Supremo la nueva sentencia al considerar que "no es ajustada a los hechos que ocurrieron", que estima fueron "relaciones sexuales consentidas entre seis adultos".

La defensa de la víctima también recurrirá, al igual que el ayuntamiento de Pamplona, cuyo intendente, Joseba Asirón, expresó su "decepción" al estimar que sí hubo agresión sexual.

Existe "una brecha (...) entre la sociedad y determinados sectores de la judicatura", declaró Asirón a periodistas.

La decisión judicial causó también indignación en el gobierno socialista de Pedro Sánchez, que pretende promover una reforma del Código Penal para introducir el concepto de consentimiento expreso en las relaciones sexuales y endurecer así los castigos.

En ese sentido, el ministro español de Fomento, José Luis Ábalos, reiteró hoy la necesidad de "definir claramente" la diferencia entre agresión y abuso sexual en la legislación penal.

 

Télam.

Leer más...