Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Las deportistas, con amplia trayectoria, obtuvieron los primeros puestos del campeonato de Asturias y recibieron los insólitos premios.

Elisabet Sadó Garriga (campeona), Olaya Fernández Lence (subcampeona), Marina Arraiza Mier (tercer lugar) y Cristina Barandica Fernández (cuarta clasificada), se destacaron en el Campeonato de Asturias de Squash en Las Vegas, pero obtuvieron un errado reconocimiento al esfuerzo dedicado.

Las mujeres, con más de 15 competiciones profesionales en su carrera, recibieron un trofeo y un kit de insólitos productos: dos cajas de cera para depilar, una lima eléctrica para los pies y un vibrador. La sorpresa fue mayor cuando los organizadores entregaron solo una estatuilla a sus pares masculinos.

Unos días después de la premiación, las deportistas presentaron una queja formal ante la Federación de Squash del Principado de Asturias, quienes admitieron que los obsequios "fueron inapropiados y nunca debieron ser entregados", por lo que ofrecieron una disculpa a las jugadoras, al squash femenino nacional y al resto de deportistas. Además dos directivos del club y uno de la federación tuvieron que renunciar por el hecho.

"Estas actitudes son la base de todo ese machismo estructural que, en los casos más graves, acaba con mujeres asesinadas", dijo a El País Sadó.

Leer más...