Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, informó sobre los detalles del traspaso del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) a la órbita del Ministerio de Ciencia, Técnica e Innovación Productiva. "El BNDG fue, es y será el instrumento vital para el hallazgo de los nietos”, manifestó.

“Queremos llevar tranquilidad a los nietos que esperan ser encontrados, a los familiares que depositaron su sangre para buscarlos y al público en general”, dijo.

Abuelas organizó la conferencia porque consideraron necesario llevar tranquilidad a los involucrados. Lo hizo a raíz de las recientes declaraciones de la actual directora del BNDG, María Belén Rodríguez Cardozo, que se consideró “desplazada”  del cargo y, según informó el fiscal Pablo Parenti a cargo de la Unidad especializada en casos de apropiación de niños y niñas durante el terrorismo de Estado, “paralizó” la actividad de la institución que preside.

Así lo afirmó el fiscal en un oficio dirigido a Cardozo, “para que ese organismo cumpla su papel en causas judiciales destinadas a restituir la identidad a hijos de detenidos-desaparecidos”.

Parenti tomó esa resolución después de la suspensión de una audiencia en San Isidro. En el oficio, le pidió en particular a la actual directora del Banco que “disponga la concurrencia del personal encargado de las extracciones de muestras biológicas a las audiencias convocadas por diversos jueces del país”.

Según la Unidad, informó a través del sitio de la Procuración General de la nación, el BNDG no envió a los peritos porque Rodríguez Cardozo considera que cesó en sus funciones desde que el Poder Ejecutivo publicó un decreto de designación de una nueva autoridad de la institución, surgida de un concurso público pero que todavía no asumió el cargo

Creado en 1984 por impulso de Abuelas, el BNDG trabaja para la identificación de los niños y niñas, hoy hombres y mujeres, arrancados de sus familias durante la última dictadura cívico militar. 

Leer más...