Ampliar
(Foto:exame.abril.com.br)
(Foto:exame.abril.com.br)
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Superados los dos millones de contagios y cuando orillan las 140.000 muertes por la pandemia de coronavirus, varios gobiernos del mundo analizan cómo se reconfigura el escenario internacional, mientras la emergencia sanitaria profundiza la tensión entre la necesidad de sostener las medidas de confinamiento y el desplome de las economías.

El último reporte de la Universidad Johns Hopkins indica que ya son 2.078.277 los casos confirmados por la pandemia, mientras las muertes ya son 138.487.

En tanto, el último informe de la Organización Mundial de la Salud, que data de ayer, indica que los contagios a nivel global suman 1.914.916, mientras que las muertes alcanzan las 123.010.

EEUU es el país más afectado, con 639.733 contagios, el 30% de las infecciones en todo el mundo, y 30.990 fallecidos, lo que representa más de una quinta parte de las muertes globales.

A la espera de que el brote registre una meseta o al menos que la curva dé contagios de un respiro, algo que aún parece lejano, los gobiernos barajan en medio de crecientes tensiones internas alternativas para neutralizar el brote, proteger a sus ciudadanos y mantener sus economías a flote.

El presidente estadounidense, Donald Trump, mantiene una fuerte pulseada con los gobernadores sobre cuándo y cómo se deben empezar a relajar las medidas de aislamiento social, mientras la economía más poderosa del mundo empieza a crujir.

Washington anunció que 5,2 millones más de personas solicitaron beneficios de desempleo la semana pasada, lo que eleva el total a unos 22 millones de una fuerza laboral de 159 millones, por lo que la tasa de desempleo podría llegar al 20% en abril, la más alta desde la Gran Depresión (1930).

El gobierno británico, en tanto, anunciará hoy una nueva extensión de la cuarentena impuesta hace tres semanas, mientras la pandemia ya se cobró más de 12.800 víctimas por lo que -aseguran- algunas medidas deberán sostenerse hasta que se encuentre una vacuna para el virus.

La economía británica podría experimentar una caída del 31% en la actividad y un costo de 2.400 millones de libras al día, según un estudio del londinense Center for Economic and Business Research (CEBR) publicado la semana pasada.

Japón, por su parte, con 8.626 contagios y 178 muertes, resolvió ampliar a todo el país el estado de emergencia que había decretado inicialmente en siete prefecturas -entre ellas las de Tokio y Osaka- para contener la expansión del nuevo coronavirus, anunció el primer ministro de Japón, Shinzo Abe,

El premier planteó la posibilidad de modificar los presupuestos para entregar 100.000 yenes (unos 800 dólares) en efectivo a todos los ciudadanos, con vistas a paliar las consecuencias económicas de la emergencia sanitaria.

Singapur, en tanto, que hasta ahora era un ejemplo mundial en medidas de contención del brote, registró un repunte de contagios, según las cifras del Ministerio de Salud, que subrayó que el foco de los contagios se encuentra en dormitorios donde se alojan trabajadores extranjeros en condiciones de hacinamiento.

En Italia, la tercera nación más afectada por la pandemia -con 165.155 infecciones y 21.645 muertes-, se desató una polémica luego que el gobernador de Lombardía, la región norteña de Lombardía, que concentra la mitad de las víctimas mortales, pidió al gobierno central levantar "de forma gradual" la cuarentena a partir del 4 de mayo.

El alcalde de la capital lombarda Milán, Giuseppe Sala, sin embargo, rechazó hoy la propuesta que consideró "un slogan" creado por el líder de la Liga, Matteo Salvini.

En Brasil, donde también existen crecientes tensiones entre las directivas del gobierno de Jair Bolsonaro y varios gobernadores de los 26 estados que componene el país, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, anunció hoy que abandonará su cargo en las próximas horas por las diferencias que mantiene con el mandatario sobre la estrategia para combatir el avance del coronavirus.

Hoy se cumple un mes de la primera muerte oficial por coronavirus en Brasil, que hasta ayer registró 1.736 decesos y 28.320 casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en tanto, pidió hoy cautela a los gobernantes de los países más pobres a la hora de tomar medidas de prevención contra el coronavirus, tras considerar que es "casi imposible" mantener el distanciamiento social en estos casos.

Las autoridades "deben considerar que en algunos países y comunidades las órdenes de quedarse en casa podrían no ser prácticas, e incluso causar daño involuntariamente", señaló el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, en un encuentro en Ginebra con misiones diplomáticas internacionales.

"Millones de personas en el mundo deben trabajar cada día para poder poner un plato en la mesa, y no pueden estar en casa un largo periodo de tiempo sin asistencia", subrayó el etíope y expresó su preocupación ante episodios de violencia registrados en varias partes del mundo a causa de las restricciones.

Ello ha movido a muchos gobiernos a considerar levantamientos de las restricciones sociales y económicas impuestas para frenar la pandemia, "algo que todos queremos pero que debe hacerse con cuidado", advirtió el experto etíope.

Leer más...
none