Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

Ingerir porciones moderadas, limitar el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas e incorporar opciones que tengan frutas y verduras de estación, son algunas de las recomendaciones que emitió el Ministerio de Salud de la Nación para disfrutar la cena de Navidad y fin de año sin descuidar la salud.

En una cena navideña se pueden llegar a consumir entre 8.000 y 10.000 calorías, lo que equivale a lo que se ingiere en 4 o 5 días, conducta que puede generar descompensaciones, sobre todo en personas que presenten enfermedades previas como diabetes, hipertensión y colesterol elevado, entre otras.

“Comer de forma moderada, despacio y disfrutando, es algo que todos podemos hacer enfocándonos en compartir un buen momento junto a nuestros afectos”, remarcó. Al tiempo recomiendan evitar el consumo de bebidas azucaradas y reemplazar el uso de la sal por otros condimentos como tomillo, perejil o ajo entre otros.

En cuanto a las sobremesas dulces –características de estas fiestas–, los especialistas sostienen que el pan dulce, el budín, la garrapiñada y las almendras con chocolate son opciones que contienen muchas calorías, por lo tanto recomiendan que para el postre se elaboren ensaladas o pinchos de frutas, y elegir entre un puñado de frutas secas y disecadas, o un cuarto de tableta de turrón.

Las bebidas con alcohol también contienen calorías, por ello su consumo debe ser moderado y reservarlas para el momento del brindis.

Entre los consejos emitidos también se incluyen elegir una ensalada como primer plato, quitar toda la grasa visible de las carnes o la piel del pollo al cocinar, evitar las frituras y las salsas con base de crema y masticar despacio, saboreando cada bocado para notar cuando ya se está satisfecho.

Leer más...