Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El presidente de Perú, Manuel Merino, anunció este domingo su renuncia cinco días después de haber reemplazado al destituido Martín Vizcarra, en medio de masivas protestas en su contra que dejaron anoche dos muertos y luego de que el Congreso lo exhortara a dimitir bajo amenaza de destituirlo de todos modos.

"Quiero hacer reconocimiento a todo el país que presento mi renuncia", declaró Merino en un mensaje al país por televisión, lo que desató una celebración en las calles de Lima, al día siguiente de la violenta represión de unas protestas que dejó dos muertos y un centenar de heridos.

El Congreso deberá ahora designar a un nuevo presidente que pacifique el país. El elegido será el tercer mandatario en menos de una semana, en una nación muy golpeada por la pandemia del coronavirus y la recesión económica, que se sumió en una crisis política cuando el Parlamento destituyó en un juicio relámpago al popular mandatario Martín Vizcarra el lunes.

Merino dijo que para que no haya "vacío de poder", los 18 ministros que él juramentó el jueves seguirán en sus puestos temporalmente, aunque prácticamente todos habían renunciado luego de la represión a los manifestantes el sábado.

El fugaz gobernante anunció su dimisión poco después del mediodía, y el Congreso designará su sucesor -escogido entre los parlamentarios- en una sesión convocada para las 18:00, lo que implica que durante unas seis horas Perú no tendrá presidente.

Apenas Merino hizo el anuncio, las calles de Lima se llenaron de manifestantes que golpearon cacerolas y gritaron consignas, en una bulliciosa celebración.

Los líderes del Parlamento unicameral se disponían a elegir durante la jornada a uno de los 130 legisladores que convertirá en el presidente que debe gobernar hasta completar el mandato el 28 de julio de 2021.

El presidente del Congreso, Luis Valdez, dijo previamente a la televisora N que "tenemos que evaluar no solo la renuncia de Merino sino ver la forma constitucional de que se pueda resolver esta crisis política".

Las protestas contra Merino, de 59 años, empezaron el lunes y el sábado se llevaron a cabo en las principales ciudades de los Andes y la Amazonía. En Lima más de 5000 manifestantes con mascarillas y protectores faciales llevaban carteles que decían "Merino no es mi presidente", entre otras frases.

Al pedido de destitución de Merino se sumó el escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien además expresó su indignación por la muerte de dos estudiantes universitarios ocasionada por los ataques policiales durante las protestas del sábado por la noche, en un video que publicó su hija Morgana.

Merino asumió el poder el lunes luego que el Congreso, que él dirigía, destituyó de la presidencia a Vizcarra mediante una cláusula vaga instaurada en el siglo XIX llamada "incapacidad moral permanente". Se convirtió en el tercer presidente desde 2016, desnudando la fragilidad del país.

Vizcarra ganó enorme popularidad en 2018 por iniciar una cruzada anticorrupción en un país donde los expresidentes de los últimos 35 años están investigados o condenados por casos de corrupción.

El expresidente tiene prohibido salir del país por un periodo de 18 meses y se encuentra bajo indagación de la fiscalía al ser acusado por otros investigados de recibir una coima hace seis años cuando fungía como gobernador de la región Moquegua. Él negó las acusaciones y anunció que colaborará con las pesquisas.

Vizcarra dijo la noche del sábado en su cuenta de Twitter: "Lamento profundamente las muertes ocurridas a causa de la represión de este gobierno ilegal e ilegítimo". Añadió que "el país no permitirá que la muerte de estos valerosos jóvenes quede impune".

 

Fuente: La Nación

 

 

Para comentar la nota en Facebook hacé click acá.

Leer más...
none