Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Por Pamela Soto (*)

En agosto de 2015, Eliana Tapia sorprendió a su pareja, Raúl Sebastiani, en una situación de infidelidad. En ese momento él le propinó una golpiza y la amenazó mediante el uso de un arma de fuego, que incluso gatilló a modo de simulacro de disparos, la mantuvo secuestrada en la casa de amigos hasta que ella logró salir de esa situación con ayuda de familiares.

Tras realizar las denuncias y un largo camino judicial, en febrero de 2017, Sebastiani fue condenado a 3 años de prisión en suspenso por lesiones leves en contexto violencia de género, privación ilegítima de la libertad y tenencia de armas por la Cámara II del Crimen de Resistencia. Sentencia que a solicitud de la víctima y de los colectivos feministas, fue revisada por el Superior Tribunal de Justicia y devuelta a foja cero para un nuevo juzgamiento, esta vez, en otra Cámara del Crimen.

En diciembre de 2017 la Justicia lo condenó a cinco años de prisión efectiva por violencia de género y privación ilegítima de la libertad. La lectura de la sentencia, se realizó en la Cámara Segunda en lo Criminal. El tribunal estuvo presidido por el juez Víctor Del Río, acompañado por un cuerpo colegiado, integrado por Ernesto Azcona y Gloria Zalazar, quien ahora es ministra de Seguridad de la provincia.

Momento en que Sebastiani logró la condena "en suspenso".

Sin embargo, al momento de la lectura de la sentencia, el empresario estaba prófugo y siendo buscado por la Policía. Se entregó a la Justicia casi un mes después. Permaneció detenido en una comisaría de Resistencia, luego fue trasladado a Las Palmas y, finalmente, lo alojaron en la Alcaidía de Sáenz Peña. Pero en 2019, una resolución del juez Juan Jose Cima le concedió la prisión domiciliaria por "problemas de salud". 

El caso, fue paradigmático en materia de violencia de género y representó, también, un hito en la lucha feminista en Chaco. Fueron muchas las mujeres que, a partir del testimonio de Eliana Tapia, se animaron a denunciar las violencias que padecían. 

La causa hoy

A casi tres años de aquella sentencia, nos propusimos desde la redacción de Diario TAG, recordar el caso hablando con Eliana y analizar qué cambios, para mejor, hubieron en lo que respecta a la atención de víctimas de violencia de género. 

Según explicó el abogado tanto de la causa penal como de la causa civil que Eliana Tapia tiene contra Raúl Sebastiani, la condena tiene sentencia firme y pasó al Juzgado de Ejecución Penal N° 2. 

La causa civil, en tanto, es la que más demorada está. Se encuentra en el Juzgado Civil N°22, y "está frenada por el tema de la pandemia". "Más que nada falta notificarle y que conteste respecto de un beneficio de litigar sin gastos que presentamos", indicó el letrado.

¿Qué cambió para las víctimas de violencia?

"Creo que de acá mirando en retrospectiva el feminismo es una gran maquinaria que apoya, acompaña y visibiliza las violencias a las identidades femeninas. Pienso que en mi caso particular, sin el apoyo del feminismo no habríamos podido llegar a esta condena. Por eso confío mucho en el feminismo como movimiento imprescindible para este cambio a favor de las identidades femeninas victimizadas", analiza Eliana. 

Una de las tantas conferencias que Eliana Tapia encabezó para reclamar Justicia. 

En Chaco, desde 2012 se llevan adelante políticas públicas destinadas a erradicar la violencia de género en la provincia. Prueba de esto es la creación de la Línea 137, un servicio de asistencia telefónica, con asesoras legales y acompañantes para que cualquier mujer que estuviere en situación de violencia de género pueda llamar de manera gratuita. 

La Línea, depende del área de Géneros del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, asiste y acompaña a mujeres víctimas del Gran Resistencia.

A esto se suma, con el aporte de ministerios y del Poder Judicial, el Centro de Asistencia a las Víctimas de Violencias (CAVV) que funciona en Lopez y Planes 157 de Resistencia. En el lugar, que hoy se encuentra bajo la órbita de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros, funciona como un espacio de contención a víctimas de violencias y abusos tanto para mujeres, como para niños, niñas y adolescentes. 

Más adelante, en enero de 2019, se aprobó la Ley Micaela, una normativa nacional pensada por Analia Rach -actual vicegobernadora- durante su gestión como diputada nacional. La ley, llamada así en homenaje a Micaela García, asesinada en Entre Rios, establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación. 

Ese mismo año, en mayo, la legislatura provincial aprobó la Ley Natalia, que adhiere a la normativa nacional y establece, la capacitación en género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública, en todos sus niveles y jerarquías, en los tres poderes del Estado.

En ese contexto, el Ministerio Público Fiscal de la provincia comenzó capacitaciones para sus trabajadores y cambió su metodología creando así, fiscalías temáticas en la que habrán tres destinadas a las denuncias por violencia de género.

Asistencia conjunta

Para Silvana Pérez, psicóloga especialista en víctimas de violencias, actual secretaria de Derechos Humanos y Géneros, que acompañó desde el inicio a Eliana Tapia, el caso fue paradigmático en lo que se refiere a "la asistencia de las víctimas". "La idea de que exista un sistema de protección de violencias con una plataforma que permita la comunicación entre los distintos elementos del sistema de protección, permite muchas cosas. Agiliza la información, se puede saber qué pasa con un caso y ayuda a que las partes -Justicia y Estado- empiecen a trabajar, en capacitaciones sintiendose parte de un mismo trabajo en conjunto con respecto a la víctima", analiza Pérez.

Si una víctima hoy, necesita denunciar, si llama a una comisaría o a la Línea 137, o a la Guardia de Géneros, esa denuncia ingresa a la plataforma y desde ahí se genera una atención única e integral que permite que esa víctima "sea acompañada de manera rápida por el CAVV y en el interior por equipos de género". Esa actuación permite proteger la vida de la víctima y garantiza que, desde el inicio, se tomen las pruebas necesarias para que la víctima no pase una y otra vez -como ocurrió en el caso de Eliana Tapia- por el sistema de Justicia ya que, esas situaciones, revictimizaban. "Esto solo se logra con un fuerte trabajo entre el Gobierno provincial y la Justicia, eso lo realiza el CAVV", puntualizó Pérez. 

El cambio de mirada sobre la violencia, también garantizó que los agresores ya no puedan acercarse a las víctimas ni permanecer impunes. Vale recordar que, tras las denuncias de Eliana Tapia, Raúl Sebastiani permaneció detenido pocas horas y luego quedó en libertad, poniendo en grave peligro y en estado de desprotección a su víctima.

Es por eso que el sistema de protección, incluye refugios, asistencia económica, seguimiento a la víctima, que se realiza a través de la Dirección de Géneros de Desarrollo Social y el CAVV que realiza los monitoreos con municipios, y brinda asistencia psicológica a las víctimas. 

En tanto que, el agresor es puesto a disposición de la Justicia, que, a través de las fiscalías en turno -luego se remiten a las fiscalías especializadas en género-, toma las medidas judiciales que corresponden. Con el fin de proteger a las víctimas también. 

"CAVV y su diseño, con 15 años de trabajo fue tomado como el modelo de política pública. Ese trabajo en el último año se jerarquizó, permitiendo que se haga un seguimiento desde que una víctima ingresa al sistema hasta que puede salir con un vínculo que ya se juzgó, con un agresor detenido o con medida de prohibición de acercamiento", detalló Silvana Pérez. También recordó que, similar fue la política que se aplicó en la Línea 137, "que tiene una historia larga de trabajo en la provincia, con la cual se puso en articulación el trabajo con el CAVV". 

De esta articulación también participa el Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia que "articula con la Policía del Chaco, y la Justicia"; y el Poder Judicial. 

Acceso a la Justicia

El acceso a la Justicia, para las víctimas de cualquier delito siempre es dificil, en principio por las barreras de información que existen. Tales como el desconocimiento de lugares donde denunciar, necesidad de un abogado, y la misma toma de desición de esa denuncia ya que, se sabe que el después, es un proceso largo. 

Eliana y su familia, tuvieron la fortaleza como para avanzar y lograr una pena para Raúl Sebastiani. "Fue un precedente jurídico histórico porque se juzgó la violencia física, verbal, psicológica, en el espacio de la Justicia y que el agresor sea condenado", resaltó Pérez. 

Hace poco menos de un mes, una mujer de la localidad de Plaza fue asesinada cuando se dirigía a la comisaría de la localidad a denunciar -nuevamente- a su ex pareja. La víctima tenía más de 10 denuncias en comisaría que no habían tenido avance en la Justicia. 

Sin dudas, el camino hacia la erradicación de la violencia hacia las mujeres es largo, aún resta mucho por hacer ya que, los femicidios siguen ocurriendo y las mujeres siguen siendo violentadas. 

Para denunciar hechos de violencia de género, continúan vigentes y operativas las líneas de atención gratuita 137, de alcance provincial, y 144, de alcance nacional, junto al whatsapp 362 4970852 y los teléfonos del centro de atención a las víctimas de violencias: 362 4747247 y 4452585.

 

(*) Periodista.

 

Para comentar la nota, hacé click acá

Leer más...
none