Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Pasaron pocos minutos después de que -pese a la derrota- River Plate clasificará por segundo año consecutivo a la final de la Copa Libertadores y venciera a su clásico rival Boca Juniors.

Como la mayoría de los festejos deportivos, la algarabía tuvo su epicentro en el mástil de avenida 9 de julio. Los primeros en llegar fueron los vendedores ambulantes quienes colorearon la plaza con banderas y merchandising del millonario.

Poco a poco se fueron sumando autos y motociclistas que utilizaban sus caños de escape como cohetes estruendos. Las familias también ser acercaron, niños y niñas sentados en los hombros de sus padres coreaban con la multitud los canticos de cancha.

La alegría riverista se apoderó de la noche resistenciana. Ahora celebraron el pase a la final y la posibilidad de obtener su quinta Libertadores, pronto sabremos si la hinchada chaqueña podrá celebrar finalmente una nueva copa para su vitrina.

 

Leer más...
none