Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

La Academia Nacional de Medicina francesa advirtió en un comunicado que se están empezando a detectar varios problemas por las malas prácticas en la realización de los test PCR en casa para la detección del coronavirus.

En ese sentido, dijo: “Ante la multiplicación y repetición de las pruebas, a veces realizadas en condiciones no adecuadas, debemos recordar que hay riesgos”. Según detallaron, algunas de las complicaciones son benignas: molestias, dolor o sangrado leve de nariz. Sin embargo, añadieron: “También se empezaron a notificar otros problemas serios como daños en el piso frontal del cráneo”. Para los especialistas, esa brecha puede ser una vía de paso de virus, bacterias u hongos y aumentar significativamente el riesgo de tener meningitis.

La advertencia se dio en un momento importante en Francia, donde los autotest de COVID-19 están a punto de autorizarse. Las pruebas para la detección del coronavirus, ya sea la PCR o un test rápido de antígenos, obligan a las personas a introducirse un fino y largo hisopo en la nariz. Eso, obviamente, genera molestias y en algunos casos, dolor.

La extracción de muestra nasofaríngea se convirtió en el método de referencia para realizar los test del coronavirus. Cada día se extraen cientos de miles de muestras en toda Europa. Según los especialistas, el procedimiento no es complicado, pero requiere de conocimiento profesional, ya que la cabeza debe estar mirando hacia delante de manera recta, es decir, el hisopo debe ingresar recto y no hacia arriba. Además, alertaron, en ningún caso hay que forzarlo a que entre.

Las razones por las que a veces molesta más dependen de varios factores. “Influye la forma anatómica de la nariz, ya que no todas las personas tienen el mismo conducto nasal. Cuanto más estrecho es, más dolor puede producir. La sensibilidad personal también influye ya que hay personas que enseguida se descomponen por impresión o que sienten más dolor que otras. También entra en juego la experiencia del personal de salud”, dijeron los especialistas.

La academia francesa sostiene que deben ser los profesionales los encargados de extraer la muestra, ya que es la única manera de asegurar que las cosas salgan bien. Los motivos de esta afirmación son:

  • Evitar un hisopo demasiado profundo o dirigido en la dirección incorrecta.
  • Asegurar que la calidad de la muestra sea válida, es decir, ni demasiado pequeña ni superficial, con lo que disminuye el riesgo de un falso negativo.

Según los especialistas franceses, otra solución que evitaría este riesgo es la comercialización de test más sencillos, que ya existen en el mercado. Por ejemplo, los de saliva y otros de muestras solo nasales, que no requieren de un hisopo tan largo y complejo de manipular.

No obstante, no todos los expertos están de acuerdo con los test de saliva: “El problema de estos es que no todos los niños saben escupir bien o encontramos ancianos con la boca seca”, reveló Julio García Rodríguez, jefe del servicio de microbiología del Hospital La Paz en Madrid. Para él, habría que apostar por las pruebas de frotis nasal, en los que se usan hisopos más cortos.

 

Fuente: TN

 

 

Para comentar la nota en Facebook hacé click acá.

Leer más...
none