Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Se acerca el desenlace. En las próximas horas, Jorge Capitanich dará su veredicto final, una combinación de su voluntad personal con los acuerdos estratégicos alcanzados con los demás líderes del PJ, especialmente con Gustavo Martínez. El gobernador dará a conocer los nombres de todos los candidatos en lo que se espera resulte una lista de consenso o acaso la noticia de una amalgama imposible que obligue a una definición "por penales" entre los varios precandidatos en las PASO.

Mientras, la usina de rumores y confirmaciones parciales no se detiene. Los datos sueltos van dando sentido a lo que por estas horas analiza Capitanich. Diario TAG pudo saber que Domingo Peppo, uno de los precandidatos del oficialismo, tienen en mente a dos nombres propios para que lo acompañen en la fórmula que él encabece.

"No solo los tenemos en mente, a los dos los tentamos, y está todo bien", confió a este medio una fuente cercana a Peppo.

DOS NOMBRES PARA DOMINGO

El primer nombre es de mujer. Se trata de María Inés Pilatti Vergara. A ella apunta el peppismo con el objetivo de ofrecer al esquema general una candidata mujer, una activa peronista y dirigente de alto perfil K, cercana a los jóvenes y con imagen positiva dentro del PJ chaqueño.

Pero también, Diario TAG pudo saber que la idea de Peppo es otorgar a Capitanich en particular una "vía de escape" para retornar al Senado de la Nación. Pilatti Vergara es actualmente senadora y dejaría su banca en caso de acceder a la vicegobernación, banca que podría ocupar el gobernador si lo decide en el futuro post elecciones. 

Y lo que resultaría ser, según la visión del riñón peppista, una de las posibles fórmulas del consenso, o al menos una con buenos niveles de aceptación dentro del dividido PJ, tendría como aspirante a vicegobernador al también precandidato Hugo Sager

El actual ministro de Salud aceptaría "sólo si hay consenso de todos", según la misma fuente del entorno del villangelense. Sager, cercano a Capitanich, hizo "mesa chica coquista" con Eduardo Aguilar, también precandidato, quien tendrá algo que decir sobre esta carta que baraja el peppismo. Sería acaso la comentada "fórmula mixta"que es furor en la orquesta justicialista de redes sociales. 

Este binomio sólo sería posible entonces ante un consenso "importante" y, sobre todo, si Capitanich se inclina por darle su visto bueno y pacifica las vertientes internas, a la fuerza y con las PASO tocando el timbre que apura y lima asperezas sin importarle el largo plazo que, en política, no existe. 

Leer más...