Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El oficialismo pone en juego este domingo 77 de sus 118 bancas. La Cámara de Diputados renovará la mitad de sus bancas, un total de 130 escaños, de los cuales más de la mitad corresponden al bloque del Frente para la Victoria (FpV), que pondrá así en juego su condición de primera minoría en el fin del ciclo kirchnerista.

La Unión Cívica Radical (UCR), segunda minoría en la Cámara baja y que en esta elección forma parte del frente Cambiemos, deberá renovar 13 de los 35 escaños, mientras que su principal socio, el PRO, con un plantel de 18 diputados, pondrá en juego cuatro lugares.

El Frente Renovador de Sergio Massa cuenta con un bloque de 15 legisladores de los cuales renovará cinco mandatos, mientras que el Partido Socialista someterá al juego electoral a la mitad de las ocho bancas que tiene en Diputados.

Uno de los fieles aliados del Gobierno, el Frente Cívico por Santiago pondrá en juego cuatro de los siete escaños, mientras que Compromiso Federal, que responde al senador Adolfo Rodríguez Saá, arriesgará tres de sus cinco lugares en la Cámara baja.

El GEN de Margarita Stolbizer renovará tres de sus cuatro bancas, mientras que la Coalición Cívica-ARI, que encabeza Elisa Carrió, es junto a Unión por Córdoba los únicos bloques con más de dos miembros que no arriesgarán escaños en estas elecciones.

Los bloques de Unidad Popular y el Frente Cívico de Córdoba no alcanzaron en las PASO el mínimo exigido por la ley electoral y en consecuencia quedarán a partir de diciembre próximo afuera del Congreso.

Sin embargo, una parte de la atención estará puesta en la figura de Máximo Kirchner, hijo de la Presidenta y jefe de La Cámpora, que encabeza la lista de candidatos a diputados por la provincia de Santa Cruz.

Leer más...