Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Un año de casados y cuatro en pareja, aniversarios que Flavia Klein no puede celebrar. Contrario a ello, hace un tiempo colecciona denuncias, solicita ayuda, recorre comisarías y la fiscalía para ponerle un punto final a las reiteradas amenazas que acusa de ex pareja Cristian Pérez.

La mujer es madre de dos hijos de 3 años y de 6 meses, ambos productos de la relación con el hombre de quien se separó por una supuesta relación paralela. “Él tiene otra relación, por eso lo dejé. Quiere tener una doble vida, y yo no voy a permitir eso”, dijo durante la conversación que mantuvo con Diario TAG.

El día de su boda

Colección de denuncias

Flavia desahoga los recuerdos de los episodios que vivió este último tiempo y cuenta que cada uno de ellos está replicado en denuncias que aún no le dan tranquilidad, teniendo en cuenta que el hombre continúa en libertad. “Su madre siempre lo sacó, ella es puntera política”, expone como buscando explicación a lo que no puede entender: “¿Por qué no hacen nada?”.

“Vas a amanecer tirada en una cuneta, vas a aparecer en el cementerio muerta”, es una de las amenazas que relata la mujer y que recibe del padre de sus hijos quien –según agrega- a veces pide continuar la relación, otros días la amenaza, se lleva cosas y luego las devuelve.

“Éste es el último aviso”

La “última advertencia”, es otra de las palabras que Cristian  le dijo –cuenta la mujer- que recuerda un episodio en el que su expareja intentó golpearla: “Alzó la mano para pegarme, yo entonces agarré un cuchillo para defenderme porque no voy a permitir que me pegue con mi hijo en brazos. ´cuídate porque vas a amanecer muerta, hoy te salva la criatura’.

Diferentes momentos pero similares episodios detalle Flavia y con ellos sus devenires en comisarías y la Fiscalía.

Relato en primera persona

Encerrada las 24 horas del día, Flavia decidió contarle al padre de su ex esposo la situación, éste se comprometió a hablar con él, y tras ello, la llamó “arrepentido, llorando”, y le pidió que no le saque a los chicos.

“Le comenté –por teléfono- que la fiscalía lo iba a detener, que no vaya más a mi casa”, le dijo la mujer a quien del otro lado del teléfono “estaba llorando”.

“A él no le gustaba que lo cuide mi amiga, porque no quería que tenga amigas, no quería que salga, quería que esté sola, que viva encerrada y que no salga ni a la esquina”.

 “Empezamos a discutir, él me decía que me vieron en el Casino y yo le dije que se vaya, pero él me agarró del cuello, yo le pegue manotazos y le arranque una cadenita, logré levantarme de la silla donde me tenía y ahí me soltó. Pero al instante me agarró de nuevo y me puso contra un sillón de hierro, me lastimó toda la espalda, me ahorcó un buen rato, me faltaba el aire”.

Los hijos

Flavia cuenta que muchos de los episodios se desarrollaron frente a su pequeño hijo que le pedia al hombre: “Soltá a mamá”.

Comisarías y Fiscalia

“Yo llamó a la Cuarta, me dijeron que no tenían patrullero. Me vine a la pieza con los dos nene y el quedó en la puerta y me empezó a amenazar, me decía ´Flavia andate esta noche porque yo vengo y te mato´ y yo le pedí que se vaya y mi nene también le gritaba y lloraba. ´Me las vas a pagar una por una todas las que me estás haciendo´, seguía y bueno cuando se fue cerré todo con candado”, recuerda como uno de los últimos episodios.

“Cuando me dijeron que no había patrullero insistí, tenía miedo que pueda volver. ´No señora usted tiene que venir a hacer la denuncia´ me dijeron pero yo les aclaré que no quería salir de mi casa ¿cómo voy a salir de mi casa con una amenaza de muerte?”.

“Vino mi vecina luego, porque cuando él empezó a pegarme yo gritaba y la llamaba. Ella me dijo que vaya a hacer la denuncia mientras cuidaba a mi hijo y su marido me acompañaba”.

“Llegué a la Comisaría Cuarta, estuve esperando media hora no me tomaban la denuncia. Estaba golpeada y dolorida, me levanté y les dije que me iba a la comisaría de la Mujer porque están esperando que me maten y no hacen nada. Me fui entonces a esa comisaría, me atendieron, me llevaron a revisar, hicieron el informe médico y me dijeron que iban a pedir a Fiscalía su detención”.

“La madre lo llevó a la casa de su abuela para esconderlo porque fue hasta mi casa mientras yo hacía la denuncia y seguramente supo que yo lo iba a denunciar. La policía me contó que ella no los dejó entrar ni les dio información de su hijo”.

“Una vecina de la abuela me dijo que lo tenían escondido ahí, entonces con mi denuncia voy a la Fiscalia y me dijeron que aún no había llegado esa denuncia. Me mandaron a hablar con la secretaria de la fiscal de turno, voy y me atendió. En ese momento también llegó la madre con otra denuncia, no podía creer. Les avisé que estaba y me confirmaron que enviaron una orden de aprensión”.

“Ese mismo día me llamo un familiar avisándome que Cristian se quiso ahorcar anoche, eso dijeron pero yo creo que es una jugada para que no vaya preso. Lo dejaron internado y la policía no lo pudo detener. ´Si está loco no podemos hacer nada´, me dijeron”.

“Igual la fiscalía me dijo que él está en la sala en calidad de detenido, es decir que está incomunicado. Me enteré luego que desde fiscalía dejaron sin efecto la detención ya que lo tenía que ver un forense”.

“Quedé re mal, qué tranquilidad tengo yo, mis hijos. ¿Qué hago? Si está loco viene me mata, se mata él. ¿Por qué no hacen nada?”. Son las preguntas de una joven que busca en la Justicia la tranquilidad de tener una vida normal y sin los peligros de que el hombre a quien acusa de amenazas haga realidad alguna de ellas.

Si sos víctima de violencias o conocés a alguien que lo es podés denunciar a la Línea 137 en Resistencia, y a la 144 en todo el país.

También podes llamar a la Línea 911, las 24 hs o acercarte a la comisaría de tu barrio. 

Hacé click y dejá tu comentario

Leer más...

Galería de videos