Ampliar

Pasaron 22 días del brutal asesinato de la joven saenzpeñense Ruth Acuña, golpeada y estrangulada hasta morir en su propia casa y delante de sus tres hijos, y su femicida continúa prófugo.

Hasta ahora nada se sabe de su expareja y padre de sus tres hijos, Roberto Alegre, sobre quien pesa un pedido de captura nacional y por quien el gobierno provincial ofrece una recompensa de $200 mil.

A las pistas conocidas hasta el momento, de que Alegre habría abordado un micro a Resistencia tras asesinar a Ruth y que luego habría sido visto en el mismo barrio donde cometió el crimen, nada nuevo se sumó en las últimas semanas.   

“Se investigan todas las llamadas que se tienen y los datos respecto de los testimonios de distintas personas que dicen haberlo visto en un lugar y en otro”, explicó a Diario TAG el fiscal  N° 3 de La Termal, Marcelo Soto, que interviene en la causa.

Leé más: Femicidio en Sáenz Peña: El hijo de la víctima declaró en Cámara Gesell

Femicidio en Sáenz Peña: hay nuevas pistas sobre el paradero del autor

Femicidio en Sáenz Peña: se confirmó la muerte por asfixia, buscan a la ex pareja de la víctima

 

Consultado sobre la última pista de que Alegre habría estado cerca de la vivienda donde sucedió el macabro hecho, Soto aseguró que “Nada quedó descartado”. Si bien no pudo precisar mayores datos para no entorpecer la investigación, Soto dejó en claro que la búsqueda sigue dando resultados negativos.

“Se buscó en el lugar conforme a algunas personas que dijeron haber visto a un hombre de similares características pero no se pudo corroborar si fuera cierto o no”, señaló sobre los rastrillajes en la ciudad termal.

En cuanto a las testimoniales, recordó que el hijo más grande de Ruth, que presenció el femicidio de su madre junto a sus dos hermanos más pequeños, declaró en cámara gesell y brindó todos los detalles de lo que vio antes y después del hecho.  

 

 

 

Leer más...