Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Un policía que estaba internado en el Hospital Perrando murió este viernes a la mañana luego de que anoche se disparara accidentalmente cuando estaba limpiando su arma reglamentaria.

El incidente ocurrió alrededor de las 20.25 del jueves y después el efectivo que fue identificado como Antonio Carlos Rodríguez de 23 años fue trasladado en un remís hasta el nosocomio.

En el camino, el auto se cruzó con un patrullero y el remisero informó a los uniformados que trasladaba a una persona con una herida de arma de fuego junto con una familiar, por lo que lo siguieron.

Una vez en el Hospital Perrando, el joven fue asistido por un médico que lo diagnosticó con una “herida de arma de fuego en el hemitórax derecho”, por lo que fue llevado al quirófano en grave estado.

Por su parte, los policías de la Comisaría Undécima encontraron en el domicilio del herido, ubicado en Carlos Campia 730, un arma de fuego calibre 9 milímetros y una vaina servida del mismo calibre.

Además, de acuerdo con el parte policial, los vecinos manifestaron a los uniformados que el joven vivía solo en ese lugar.

Más tarde, alrededor de las 3 de este viernes, los policías volvieron a la casa del herido, donde fueron atendidos por su tío, labraron un acta de constatación y tomaron fotos del lugar.

Esta mañana, a las 5.40, Antonio Carlos Rodríguez murió a causa de un “shock hipovolémico”, luego de la cirugía y de haber quedado en el área de shock room de la Guardia de Emergencia, según informó el médico en turno.

 

 

Para comentar la nota en Facebook hacé click acá.

Leer más...

Galería de videos