Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

A partir de la detención de una persona en Avia Terai, sospechada de haber comprado un acoplado con cheques robados, el Fiscal Gustavo Valero de Presidencia Roque Sáenz Peña dispuso que la Policía del Chaco continúe con la  investigación ya que posiblemente se trataría de una red de personas que se dedica a este tipo de transacciones.

El hecho se detectó el jueves a la noche, cuando el propietario de una firma de implementos agrícolas, ubicada sobre la Colectora a la altura del kilómetro 210 de la Ruta Nacional N°16, denunció haber sido estafado por una persona que compró un acoplado playa con baranda con cable y aro giratorio.

El comprador identificado como A.F.C. procedió a la compra del acoplado por $140.000 que fue abonado con cuatro cheques de $35.000 de distintos bancos.

Después de recibir los cheques y realizar las consultas, estableció que los cheques tenían fondos corroborados en la página del banco que emitió cada chequera, por lo que hizo entrega del rodado al comprador que solo le dio una fotocopia de su DNI.

Al día siguiente, el propietario del comercio envió un email a la página de las empresas dueñas de las chequeras y le informaron que los cheques están denunciados como robados.

Desde el momento en que el comerciante hizo la denuncia, la policía diagramó una serie de tareas investigativas junto con el damnificado y logró contactar nuevamente a A.F.C. para realizar otra venta.

El denunciado fue al local como un acompañante en una camioneta Toyota Hilux, momento en el que los uniformados los identificaron: el chofer era un hombre de 37 años, ganadero, domiciliado en la zona rural Lote 9 de Presidencia de la Plaza, y el otro de 37 años tiene su domicilio en Quitilipi (supuesto comprador fiel).

Estas personas entregaron de manera voluntaria tres talones de pago diferido: uno del Banco Santander Río, otro del Banco Credicoop y otro del Banco Macro, cada uno por la suma de $35.000 y con una firma al dorso.

El fiscal Gustavo Valero dispuso el secuestro de los talonarios y traslado de A.F.C. hacia el nosocomio local, para  luego ser notificado de su aprehensión. Las demás personas también fueron notificadas de las actuaciones.

Las tareas investigativas continuaron a los fines de lograr el secuestro del acoplado en cuestión que fue entregado a su titular previa acreditación de la propiedad. Además, la policía labró un acta de secuestro de siete cheques y del acoplado.

Por este hecho el fiscal dispuso que continúen trabajando en torno a este caso ya que posiblemente se trataría de una red de personas que se dedica a este tipo de transacciones.

 

 

HACÉ CLICK ACÁ Y DEJÁ TU COMENTARIO.

Leer más...