Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Este miércoles, una precaria vivienda del barrio Ensanche Sur de Sáenz Peña se quemó. El resultado: un bebé de siete meses resultó quemado, los vecinos lograron rescatarlo.

El accidente ocurrió cuando la madre salió un segundo a hablar por teléfono a la casa de una vecina y fue en ese instante en que se produjo el fuego. Según comentaron los vecinos, los otros hermanitos pequeños también estaban jugando con una vela en la puerta de la vivienda, que sumado a la acción del viento que había en ese momento habría provocado el incendio, subiendo rápidamente las llamas a la casita que tiene el techo cubierto con nylon.

Así, Cepriano Sebastián García que estaba dentro de la vivienda, sufrió quemaduras de gravedad y debió ser trasladado al Hospital 4 de junio. Donde de acuerdo al primer informe médico el pequeño “presenta lesiones graves y tiene el 80% de su cuerpo quemado”.

Según el relato de Andrés García, tío del pequeño, explicó que había un fuego al costado de la casa y eso fue lo que provocó el incendio de la precaria vivienda, que comenzó a arder rápidamente. No había  ninguna vela, solamente ese fuego al costado de la vivienda, que por la acción del viento alcanzó un plástico que cubría el techo y rápidamente las llamas comenzaron a tomar toda la habitación donde se encontraba el bebé durmiendo.

"El bebé estaba durmiendo en ese momento, mi hermana se había ido un ratito a la casa de un vecino a buscar  azúcar y los otros chicos de 6, 5, 4, 2 estaban afuera, cuando mi hermana vuelve se encuentra ya con el incendio y los vecinos fueron los primeros que ayudaron a apagar el fuego hasta que llegaron los Bomberos", dijo.

Leer más...