Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Los efectivos policiales acudieron a un llamado de la Dirección de Bromatología del Municipio de Fontana. El vehículo no presentaba la refrigeración necesaria. El procedimiento sucedió el viernes por la mañana.

Llegaron a tiempo e interceptaron un camión que transportaba 240 kilogramos de pollos en caja, en mal estado. La Dirección de Bromatología del municipio dispuso que el alimento fuera decomisado y quemado en el basural municipal.

Cerca de las 9.45 la guardia policial de la Comisaría Segunda Fontana recibió un llamado de colaboración por parte de la Dirección de Bromatología del municipio. Se pedía que intercepten un camión de transporte de productos alimenticios, que aparentemente llevaba mercadería en mal estado.

Así, se organizó un operativo cerrojo con las patrullas e inspectores de tránsito de Fontana. Luego de unos minutos, una patrulla que iba por calle Cabral se topó con un camión de transporte. Lo interceptó a la altura del 5100 estimativamente. Era un Mercedez Benz 710, conducido por un joven de 24 años. No se informó como el municipio tenía la información de que el camión llevaba la mercadería en mal estado, para ser detenido.
 

El camión ya detenido, con las cajas de pollos podridos.
 

Al constatar lo que transportaba, ya con la presencia de personal de Bromatología, se supo que llevaba 240 kilogramos de pollo en caja. Todo en mal estado, ya que el vehículo no contaba con la refrigeración necesaria.

Posteriormente, se procedió al decomiso de la mercadería y al secuestro de camión. El producto fue trasladado hasta el basurero municipal, donde se destruyó por incineración bajo acta.

 

Foto de portada ilustrativa

Leer más...