Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Se trata de Rosa Vallejos, una empleada del Hospital 4 de Junio, que cumple funciones en el Servicio de Alimentación hace 33 años, quien se encadenó en uno de los pasillos del nosocomio en reclamo por el esclarecimiento de las denuncias que realizaron por violencia de género contra personal del hospital.

"Hay personas que tienen más de una denuncia por violencia de género y siguen trabajando. Se hizo la denuncia en Resistencia, en Sáenz Peña y siguen trabajando. Yo no voy a salir de aquí hasta que no haya una solución. Que se actúe de la misma manera que se actuó con un gremialista que también tuvo una denuncia por violencia de género por reclamar y defender los derechos de los compañeros. No me voy a mover de acá hasta que haya una solución, que la ley sea igual para todos", reclamó.

El hecho que desencadenó ésta protesta fue la denuncia que realizó la responsable de Recursos Humanos denunciando a un gremialista por violencia de género y a partir de ese momento fue separado de su cargo.

Vallejos asegura que el hermano de la denunciante también tiene denuncia por violencia de genero, pero nunca lo separaron del cargo, "lo que pido es que la denuncia no se cajonee, que siga su curso", señaló y adelantó que permanecerá con la protesta todo el tiempo que sea necesario.

 

Para comentar la nota en Facebook hacé click acá

Leer más...
none