Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El domingo pasado, la Policía del Chaco informaba sobre incidentes frente a la Comisaría Tercera de Fontana, lo que provocó un operativo que terminó con la detención de cuatro personas, entre ellos una joven de 16 años.  

Sin embargo, en horas del mediodía, trascendieron videos e imágenes y una denuncia de los detenidos por haber sufrido apremios ilegales y un allanamiento de morada sin orden judicial. Las denuncias, apuntaron contra los agentes de la Policía que intervinieron en las detenciones. 

Según pudo saber Diario TAG en contacto con el procurador General Jorge Canteros, en el hecho intervino la fiscal subrogante de DDHH, Beatriz Irala, quien ordenó examen médico de las denunciantes y el secuestro del libro de guardia para identificar al personal policial. Los cuales, horas después fueron identificados. 

 

La denuncia

Según la denuncia realizada por las cuatro personas detenidas, en horas de la madrugada del domingo, efectivos policiales de la Comisaría Tercera irrumpieron en una vivienda del Barrio Banderas Argentinas en la localidad de Fontana. "Sin orden de allanamiento y mediante golpes, detuvieron y trasladaron a cuatro personas - dos mujeres y dos varones - y agredieron a otra mujer que estaba en la vivienda, tirando balazos con posta de goma y de plomo", cita el informe realizado por la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia. Que fueron quienes recibieron un llamado a los números de la Guardia de DDHH que exponía lo ocurrido. 

Tras corroborar los hechos, la Guardia informó la situación a la Fiscalía Especial en Derechos Humanos que también intervino en el caso.

Ante la Guardia de DDHH, los familiares de los 4 detenidos, denunciaron todos fueron lastimados por personal policial, quienes con impunidad y crueldad los trasladaron hacia la comisaría donde efectuaron torturas y tormentos de todo tipo.

También informaron que las detenidas -una de ellas menor de edad- habían sufrido violencia sexual por parte del personal policial. Por esta razón se dio intervención al equipo especializado de la Dirección de Violencias que, en conjunto con la Guardia de Derechos Humanos, concurrieron al domicilio de los damnificados donde se les tomó la denuncia formal, además de ponerse en contacto con la fiscalía en turno y la fiscalía especial en Derechos Humanos.

El Equipo de profesionales perteneciente a la Secretaría se hizo presente en el domicilio con la finalidad de contener psicológicamente a las víctimas, asesorarlos y orientarlos legalmente en cuanto a la reivindicación de sus derechos vulnerados, promover el acceso a la salud solicitando ambulancia y acercándolos al servicio del Hospital Perrando articulando con el Ministerio de Salud y la Justicia.

Tras ser liberados, las víctimas fueron trasladadas en ambulancia para ser examinados por médico forense.

La Secretaría de Derechos Humanos intervino en el caso: "Avanzaremos hasta donde sea necesario para garantizar justicia para las víctimas", expresaron.

 

Para comentar la nota, hacé click acá

Leer más...
none