Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Se trata de Gisela Depertuis de 32 años, oriunda de Sáenz Peña, era policía bonaerense y hacía poco que la habían trasladado al comando de patrullas de Ezeiza.

El hecho ocurrió el 25 de diciembre de 2018, cuando la policía ingresó en la casa de Gisela, ubicada en Alem 330 en Ezeiza, y vio a la mujer tirada en el piso de su habitación con un disparo en la cabeza. En un primer momento los efectivos pensaron que se trató de un suicidio, pero tiempo después confirmaron que se trató de un homicidio y el principal sospechoso es su pareja.

Según publica el diario Minuto Uno, los investigadores encontraron cinco vainas de balas entre el pasillo y la habitación donde fue encontrado el cuerpo de Gisela. La casa estaba totalmente desordenada y la autopsia confirmó que el cuerpo de la joven de 32 años tenía golpes, además del disparo en la cabeza.

Según los familiares de la víctima sostienen que Gisela fue asesinada por su pareja, también policía, con quien estaba conviviendo hacía más de un año. Además, los abogados de la familia sostienen que con el avance de la investigación la causa, que en un primer momento estaba caratulada como “suicido” y luego pasó a caratularse como “homicidio”, podría volver a cambiar y recaratularse en “femicidio”.

Leer más...