Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Dos personas mayores de 79 y 63 años fueron sorprendidas en horas de la madrugada por dos llamados telefónicos a sus números fijos. Ambas llamadas tenían en común el pedido de dinero para evitar que algún familiar resultara herido.  

El primero de los llamados despertó a un jubilado de 79 años a las 5 am, cuando atendió su teléfono y una voz masculina del otro lado le pedía una suma de dinero, porque tenía a su hija secuestrada.      

El hombre le restó importancia a la llamada porque no tiene hija y cortó la comunicación. Sin embargo a los pocos minutos volvió a sonar el teléfono y la misma voz le solicita la entrega de cosas de valor para poder pagar el rescate. Ante la situación corto la llamada, y se comunicó con su único hijo, que se domicilia en la localidad de Villa Ángela quien se encontraba en buen estado.

El segundo caso también ocurrió alrededor de las 5 de la mañana y la damnificada fue una mujer de 63 años que se domicilia en el barrio Puigbó.

La mujer comentó a su hijo que había recibido un llamado telefónico donde le manifestaron que lo tenían secuestrado y que debería pagar la suma de 50 mil o 70 mil pesos para que no le pasara nada. Tras este incidente la policía concurrió al domicilio de la mujer, constatando que se encontraba en perfectas condiciones como así también su hijo.

 

Foto ilustrativa

Leer más...