Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

En Corrientes, detuvieron a un paraguayo acusado de presunta corrupción y abuso de adolescentes de entre 12 y 15 años, a quienes filmaba y fotografiaba en poses sexuales con lencería erótica o desnudas.

Según la Policía correntina, existen al menos diez menores corrompidas, pero datos extraoficiales hablan de más de 30 nenas de Corrientes y de Resistencia.

La Dirección de Investigación de Delitos Complejos (DIDC) determinó que, con una gran cantidad de dinero, el hombre captaba a las jóvenes de los barrios humildes con la promesa de formarlas como modelos, les daba distintos montos de plata, celulares y ropa nueva, pero finalmente las explotaba para lograr imágenes pornográficas.

El detenido fue identificado como Julio Héctor V.H. de 45 años, un exconvicto que estuvo preso dos veces en Asunción, imputado por “producción de pornografía infantil”, y se encuentra alojado en la Unidad Penal 6 de San Cayetano, luego de las pruebas aportadas por parte de los detectives a la Fiscalía y al Juzgado de Instrucción 5.

El paraguayo fue detenido cerca de la rotonda Los Españoles, en la intersección de la avenida Pujol y Carlos Pellegrini, cuando estaba acompañado de una adolescente de 14 años.

Foto Diario Época.

Hace más de un año, el pedófilo llegó a Corrientes, donde alquiló una casa en el barrio Canal 13 y un pequeño departamento en el barrio Yapeyú, donde hacía funcionar el estudio de fotografía para las menores de entre 12 y 15 años, principalmente, pero también otras jóvenes de 16 y 17, quienes se contactaban con el hombre a través de Facebook y WhatsApp e hicieron correr la voz entre sus amigas.

En un primer momento, las adolescentes posaban con ropa deportiva y, cuando el hombre ganaba su confianza, las hacía vestirse con lencería erótica de “colegiala hot, guerrillera, pirata, secretaria, etcétera” y también las fotografiaba completamente desnudas.

En el estudio que fue allanado por los efectivos de la DIDC había una cama y secuestraron cajas con lencería, reflectores y formularios con los datos de las adolescentes: nombres, dirección y teléfono, por lo que los uniformados tomaron contacto con los padres de las menores, pero varios de ellos decidieron no realizar denuncias.

Además, incautaron fotos y videos que quedaron en manos de la Justicia, en los que aparecería el detenido junto a las menores en situaciones comprometedoras. Luego estas imágenes habrían sido enviadas a una supuesta red de pedofilia de Buenos Aires, quienes pagaban al paraguayo por el material.

Leer más...