Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Hace un mes, Juan Carlos Miranda denuncio a un vecino de Colonia Aborigen por haber usado sus datos para crear una cooperativa de ladrilleros fantasma, que lo dejó con una enorme deuda en la AFIP y al borde de quedar detenido.

Con visible preocupación, en diálogo con Diario TAG, Miranda aseguró que la última vez que fue a la AFIP en Sáenz Peña le dijeron que la deuda ahora asciende a un millón de pesos y ahora también le cortaron el beneficio de asignación que tenía su esposa.

Hasta la fecha no hubo novedades sobre su caso y su deuda sigue aumentando: “De donde voy a sacar esa plata, si soy un simpe carbonero, iré preso solamente porque no puedo pagar esa deuda que ni siquiera es mía”, manifestó indignado.

“Confiaba plenamente en él, era como un hermano para mí, me quedaba de casero en su casa, siempre me visitaba, teníamos mucha confianza, pero me engañó, me metió en una deuda impagable para mí”, contó sobre su vecino.

Y continuó: “Él me había prometido un sueldo, vivienda y una jubilación ya que no cobro nada, me pidió mis documentos y el de mi señora. Pasó el tiempo y como no salía nada fui a la casa a preguntarle qué había pasado, pero solo me decía que ya estaba por salir”.

Pasó el tiempo y Miranda notó que su amigo, que no lo atendía más, “se compraba cosas, primero una moto y yo siempre a caballo nomas”

Asimismo recordó cuando personal de la AFIP fue a corroborar la supuesta cooperativa de ladrillos que figuraba a su nombre: “No se ni como se hace un ladrillo y me decían que tenía una empresa de ladrillos”.

El jornalero solo pide que la Justicia “actúe rápidamente” en este caso para poder solucionar su situación y que su señora “vuelva a cobrar la asignación”.

Leer más...