Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Era una mañana fría en Resistencia, ya habían pasado minutos de las 9.30 horas y la temperatura seguía por debajo de los 0 grados. La tranquilidad del centro comenzaba a verse alterada por el aumento de circulación a partir de la fase de desescalada. Sin embargo, lo que parecía una zona segura terminó siendo el escenario de un robo a mano armada a plena luz del día.

La victima del robo es una mujer de 69 años, que como cualquier otro día se prepara para salir de su casa -ubicada en Ayacucho al 600 aproximadamente- y cumplir con sus actividades. Le relató a la Policía que había sacado su camioneta Toyota Hilux del garaje, la puso en marcha y cuando se dirigió a abrir el portón fue sorprendida por un delincuente que portaba un arma de fuego.

Pese al intimidante y shockeante momento, la mujer pudo describirlo: vestía un pantalón de cargo color negro, una campera negra corta de tela, una gorra policial desgastada negro-gris, borcegos, un barbijo negro y guante también negros con detalles en color rojo. Era de contextura robusta, 1,80 metros de altura.

“Vamos adentro, deme toda la plata”, fueron las palabras del delincuente que la tomó del brazo mientras portaba su arma de fuego de 9 milímetros. A la pesadilla se sumó otra persona, esta vestía un pulóver de color claro, similar a beige, de contextura delgada, de 1,65 metros de altura.

Ambos delincuentes ingresaron a la vivienda y la mujer rápidamente hizo entrega de $15.000 y US$ 14.600 que tenía guardado. Los ladrones, pese a la importante suma no parecían conformes, por eso mientras uno le apuntaba con el arma, el otro revolvía todas las habitaciones.

La víctima les decía que ya no tenía más dinero, es por eso que el dúo delictivo tomó la camioneta que minutos antes la mujer había puesto en marcha y se dieron a la fuga.

Hallazgo de la camioneta

Personal de la Comisaría Quinta realizó patrullajes anoche y allí recibieron la información de que la camioneta robada había sido vista circulando a gran velocidad por avenida Urquiza.

Efectivamente a la altura 4000 de esa avenida, la observaron estacionada al costado de la calle y con la llave puesta. Finalmente, el vehículo terminó devuelto a su propietaria.

Hacé click y dejá tu comentario 

Leer más...
none