Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

El pasado martes 13 fue apresada la “banda de la cuarentena”, el grupo de alrededor de 7 personas que realizaba secuestros extorsivos en Buenos Aires y que está acusada de realizar, al menos, 6 secuestros extorsivos desde el inicio de la cuarentena por el coronavirus. Lo curioso del caso es que esta banda había sido detenida en el 2019 en Chaco por robos.

El 24 de junio de 2019, el grupo compuesto por tres hombres y una mujer, todos mayores de edad, habían sido detenidos en la capital chaqueña luego de una rápida investigación que incluyó el análisis de filmaciones y entrecruzamiento de datos, debido a un robo de dinero y elementos desde el interior de una camioneta Toyota Hilux, estacionada en la calle.

Fue entonces que en avenida 25 de Mayo y calle Roberto Mora, los agentes lograron detener a dos hombres de 32 y 38 años a bordo de un Volkswagen Bora, cuando intentaban ingresar a una camioneta. En su poder tenían un inhibidor de alarmas.

Minutos después, los agentes lograron detener a una pareja, una mujer de 41 años y un hombre de 40, cuando salían de un hotel. En su poder tenían tres tarjetas de crédito, cuatro celulares de alta gama, $245.000, U$S 300 y varias joyas.

Finalmente, las cuatro personas fueron puestas a disposición de la Fiscalía N° 11.

Lo sucedido en Buenos Aires

El martes, en Buenos Aires, los tres hombres y la mujer, todos con antecedentes penales, fueron apresados tras nueve allanamientos realizados por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón, bajo las órdenes del fiscal federal de Morón, Santiago Marquevich. Los detenidos fueron notificados de la causa "secuestro extorsivo y asociación ilícita".

La investigación comenzó en marzo pasado luego del inicio de la cuarentena con una serie de robos de autos en la zona oeste del conurbano y continuó el 7 de mayo con el primer secuestro extorsivo cuya víctima fue un escribano en la localidad de Ituzaingó, por quien se cobró una suma de dinero por su rescate.

Después de ese caso, los investigadores presumen que la misma banda concretó al menos otros cinco secuestros extorsivos en Castelar, Morón, Ramos Mejía y Haedo.

Si bien los cuatro detenidos quedaron imputados por los seis hechos de "secuestro extorsivo y asociación ilícita" y serán indagados el próximo jueves, los investigadores creen que formaban parte de una organización delictiva aún más importante, que incluye distintos hechos investigados en la zona oeste, como el robo de vehículos, piratería del asfalto y asaltos a viviendas.

Además, suponen que estaría involucrada en el homicidio de un policía, otros hechos como el robo de vehículos, piratería del asfalto y asaltos a viviendas

En el operativo secuestraron seis vehículos, entre ellos 3 camionetas Toyota Hilux, una pistola Bersa calibre 9 milímetros con municiones, teléfonos celulares, tres cajas de cuños para adulterar la numeración de los vehículos y $200.000.

 

Para comentar la nota en Facebook hacé click acá

Leer más...
none