Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Hoy, Roberto César Castedo (domiciliado en Salta) fue apresado ayer con casi 100 kilos de cocaína, cuando intentaba escapar de un control vehicular efectuado en Salta por Gendarmería Nacional.

El hecho ocurrió cuando gendarmes de Orán que controlaban la Ruta Nacional 50, a la altura del puente Río Colorado, divisaron a un vehículo que se aproximaba al control en sentido norte-sur, pero al percatarse de la presencia policial giró en U y retomó en contramano.

Inmediatamente, los miembros de la fuerza iniciaron la persecución y lograron interceptar al rodado en la localidad de Hipólito Yrigoyen, pero Castedo intentó escapar, dejando abandonado el vehículo, aunque 100 metros más adelante fue capturado.

Al inspeccionar el interior del vehículo, los efectivos hallaron cuatro bolsas con paquetes rectangulares, los cuales contenían 99,202 kilogramos de cocaína.

El detenido, es hermano de Reinaldo Delfín Castedo, líder del clan familiar vinculado a la causa "Carbón Blanco", quien fue apresado en julio del 2016 tras permanecer diez años prófugo. Este capo narco contaba con la protección del ex juez Federal de Orán, Raúl Reynoso, el fallecido ex diputado provincial José Ernesto Aparicio y, además, estaba vinculado a la causa “Carbón Blanco” que terminó en condenas por el tráfico de cocaína desde Argentina hasta Europa.

La operatoria de la banda tuvo un despliegue tanto a nivel nacional como internacional, tomando como punto de partida a la localidad de Salvador Mazza, desde donde planificaban todo el negocio, y al país limítrofe de Bolivia, en donde la cocaína era producida para luego exportarla hacia España e Italia a través de la Argentina.

A medida que su poder aumentaba, los Castedo se convirtieron en los principales proveedores del actualmente detenido, el abogado Carlos Salvatore, y el expresidente del club Real Arroyo Seco, Patricio Gorosito, quienes exportaban la cocaína hacia el viejo continente mediante diversas técnicas que procuraban ocultar los estupefacientes en cargas de carbón vegetal, recurso que derivó en el nombre que recibió la emblemática causa “Carbón Blanco”.

Implicados también en el asesinato de Liliana Ledesma en el año 2006, habitante de Salvador Mazza, que luego de denunciar públicamente el vínculo de los hermanos Reinaldo Delfín y Raúl con el diputado provincial Ernesto Aparicio, fue asesinada de siete puñaladas.

El asesinato de Ledesma derivó en las detenciones y posteriores condenas, por parte de la Cámara en lo Criminal de San Ramón de Orán en el año 2010, de María Gabriela Aparicio (hermana del diputado), entregadora de Ledesma; Aníbal Tarraga, Lino Bdemar Moreno, Casimiro Torres, Patricia Guerra y Juan Moreno, todos involucrados de distintas formas en la ejecución.

En paralelo, Raúl “Ula” Castedo, fue detenido en Bolivia y extraditado a la Argentina el 6 de junio del 2016, imputado como coautor del crimen de Ledesma y, asimismo, como autor de otros crímenes. Reinaldo Delfín, mientras tanto, permanecía prófugo y con pedido de captura internacional con los mismos cargos. Era propietario de 28.000 hectáreas en las cercanías de Salvador Mazza y su familia es dueña de campos de similares proporciones en territorio boliviano.

Este hombre poseía también una orden de captura emitida por el Juzgado Federal de Primera Instancia de Orán por el delito de asociación ilícita, encubrimiento y lavado de activos. En el plano internacional, la República Oriental del Uruguay e Italia habían librado también pedidos de detención por tráfico de estupefacientes.

El ex prófugo se movilizaba con identidad falsa, lo que le permitía mantener el anonimato para desplegar las actividades ilícitas a la par que su fortuna aumentaba considerablemente.

El clan Castedo estaba integrado por Reinaldo, padre de Reinaldo Delfín; Raúl, Roberto César y Roxana Castedo.

Leer más...