Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Al cumplirse un año de la desaparición y posterior asesinato de Lorena Romero, quisimos recordar aquel trágico femicidio que todavía no tiene condenados por la Justicia.

El lunes, 10 de junio Lorena de 19 años desapareció. Según sus familiares, había salido de su casa para hacer unas compras y no volvió.

Al cumplirse 24 horas de su desaparición, su familia realizó la denuncia en horas de la madrugada y desde entonces se activó el Protocolo de Actuación Policial en Materia de Desaparición de Personas tal como lo establece la Ley N° 1703-J/18.

A la par de que familiares y amigos de Lorena realizaban una búsqueda exhaustiva en casas, plazas, y hospitales, la Policía rastrillaba el Gran Resistencia con la esperanza de encontrarla con vida.

Las pistas, llevaron a arrestar a Ezequiel Ramos, novio de la joven y con quien había tenido problemas previos.

El jueves 13 de junio, a 3 días de la desaparición, familiares y amigos de Lorena Romero marcharon hacia la fiscalía que investigaba el caso.

Al día siguiente, surgió una nueva línea de investigación que vinculaban a Lorena con un vendedor de celulares mientras estaba detenido el novio. Por lo que el fiscal Héctor Valdivia consideró que Ezequiel Ramos, no presentaba un peligro para la causa, asi que lo liberó.

El domingo 16 de junio, el horror se apoderó de las portadas de diarios de la provincia. Pescadores, hallaron un cuerpo flotando en el río Paraná a la altura de la localidad santafesina de Romang.

Los primeros informes forenses, daban cuenta que el cuerpo estaba mutilado y un anillo y las uñas pintadas fueron elementos claves para la identificación. Desde la comisaría 3º de la ciudad de Santa Fe, tomaron contacto con Gladys González, madre de la joven, para notificarla del hallazgo.

Dos días después del hallazgo, se confirmó que el cuerpo encontrado era el de Lorena y el fiscal Valdivia solicitó que se realice una nueva autopsia . Horas antes de esta confirmación, la Policía del Chaco secuestró el auto del tío de Ezequiel Ramos y de un amigo de este con quien habría estado “tomando el lunes”.

Responsabilidades

El miércoles 19 de junio en conferencia de prensa, autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia explicaron detalles de la causa y reprendieron a los medios de comunicación que habían difundido imágenes de los restos de Lorena e información que ni siquiera la familia tenía.

Daniel Chorvat, que en ese entonces era ministro de Seguridad, pidió "respeto a la familia y a su dolor", y también al proceso judicial. Solicitó a los medios de comunicación no "apresurar" los tiempos de las publicaciones ya que "detrás hay una familia que sufre".

"Pedimos que no apresuren en la comunicación y en el uso de redes sociales de información que puede inducir a errores o llevar a conclusiones que lejos están de tener certezas y certidumbre", sostuvo el funcionario.

Ese mismo día, vuelven a detener al novio de Lorena en Machagai en la casa de su padre. También se secuestraron cuatro celulares de interés en la causa. En allanamientos en un domicilio de Villa Libertad pertenecientes a Ramón y Walter Ramos (tío y primo de Ezequiel Ramos) encontraron una amoladora angular con dos discos de corte, otra amoladora sin disco, una trincheta, una sierra de corte manual, las que fueron sometidas a pruebas en el Instituto de Medicina y Ciencias Forenses.

A las 48 horas, la Policía detuvo a un hombre de 39 años, de nacionalidad boliviana, en Villa Don Alberto, Resistencia; y el fiscal ordenó la detención de Walter y Ramón Ramos. En esa vivienda secuestraron celulares y otros elementos como chips de líneas telefónicas y sábanas cubiertas de sangre.

Al día siguiente, luego de la segunda autopsia el procurador general adjunto, Miguel Fonteina, señaló “elementos que demostrarían que cuando la arrojaron al agua a Lorena, ya estaba muerta. Lo que resta tener en detalle es el día y hora aproximada de la muerte”.

El sábado 22 de junio el horror volvió a recorrer las portadas de los medios:  Hallaron dos piernas en el río Paraná. Tras analizarlos, confirmaron que se trataban de partes del cuerpo mutilado de Lorena.

El 12 de julio, liberaron al hombre de nacionalidad boliviana tras abonar una caución de $50.000.

Causa Judicial

El 2 de diciembre de 2019, el fiscal Hector Valdivia confirmó la prisión preventiva para Ramón y Walter Ramos, primo y tio de Ezequiel Ramos, novio de Lorena Romero.

Padre e hijo se encuentran imputados como “coautores del delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo y femicidio”, explicó a Diario TAG el procurador general Jorge Canteros. También están involucrados Ezequiel Ramos, a quien "se le imputa la autoría del asesinato por homicidio doblemente agravado, por el vínculo y femicidio" y el hombre de nacionalidad boliviana, como "encubrimiento agravado".

A un año del crimen, el procurador Jorge Canteros confirmó que la causa está en la Cámara de Apelaciones de la Provincia y que dos de los cuatro imputados están detenidos. En tanto que, Ezequiel Ramos "sigue vinculado a la causa pero no está detenido".

 

Para comentar la nota, hacé click acá

Leer más...