Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Esta mañana, familiares y allegados de los cuatro agentes policiales involucrados en los hechos de violencia policial en Fontana ocurridos en mayo, se manifestaron frente a Casa de Gobierno. Reclaman que sean reincorporados a sus puestos de trabajo en la Comisaría de la localidad. 

La semana pasada, los cuatro recuperaron su libertad y en ese contexto el Jefe de la Policía del Chaco, Fernando Romero, había anunciado que desde este lunes iban se reintegrarían a sus funciones. Sin embargo, el Ejecutivo provincial resolvió mantenerlos apartados de sus cargos hasta tanto se resuelva la cuestión judicial respecto a lo ocurrido en Fontana. 

"A ellos le dieron la libertad, les dieron si trabajo y ahora los Derechos Humanos se oponen, nosotros decimos 'dónde están los derechos de nuestros policías', está la Justicia para juzgarlos, no ellos -por el sector de DDHH-, están defendiendo ladrones", cuestionó la madre de uno de los agentes. Uno de los agentes involucrados, que se habría lesionado al momento de los hechos de violencia. "Ellos estuvieron desde un primer día detenidos, cuando los que hicieron el desorden en ningún momento estuvieron detenidos, estuvieron libres siempre y son personas que siempre hacen lío", denunció la mujer. 

"Reclamamos es que le devuelvan el trabajo a estos agentes, que son papás, tienen esposa, hijos y es injusto que por defender al Estado queden sin trabajo, que el Estado no los defienda. Estamos cansados de eso, queremos que el Estado defienda a nuestros policías, basta ya de defender a los delincuentes", apuntó.

Según pudo confirmar Diario TAG, mientras que realizaba la protesta, los cuatro agentes se encuentran en la Jefatura de la Policía junto a miembros de la cúpula policial y del Ministerio de Seguridad para resolver la situación laboral. 

"Queremos una respuesta del señor Gobernador, él está para decidir la cuestión de los agentes y cuestiones del Estado. No pensamos movernos hasta que tengamos una respuesta del Gobernador o de la Ministra de Seguridad", apuntó la mujer. 

El caso

Los cuatro policías se vieron involucrados en un hecho de violencia institucional ocurrido el pasdo 31 de mayo, cuando irrumpieron de forma violenta en dos viviendas del barrio Banderas Argentinas de Fontana y detuvieron a otro joven en la calle.

Tras un mes de permanecer detenidos, los fiscales Sergio Cáceres Olivera y Lilian Irala les otorgaron prisión domiciliaria el pasado 24 de junio. En tanto que el 8 de julio, se les otorgó la libertad por una orden del Juzgado de Garantías N°3. 

Los agentes se encuentran con una imputación por privación ilegítima de la libertad, vejaciones agravadas - abuso sexual- y torturas, allanamiento ilegal y apremios. Hechos confirmados en las declaraciones de las víctimas y por testigos, los cuales fueron acreditados, por psicólogos y el equipo del Poder Judicial, según informaron a este medio abogados de las víctimas. 

 

Para comentar la nota, hacé click acá

Leer más...