Ampliar

La absolución de Jorge Mangeri fue solicitada este miércoles por su defensor, a partir de un pedido de nulidad de la revisión médica a la que se lo sometió el día de su detención y de todo lo actuado posteriormente. Considera al portero inocente, que fue detenido en forma irregular y que fue presionado para que confiese.

En su alegato ante el Tribunal Oral en lo Criminal 9 porteño, el abogado Adrián Tenca, pidió también la nulidad del acta de detención que se efectuó la noche del 14 de junio del 2013, el llamado a indagatoria, el examen médico en el Cuerpo Médico Forense y los exámenes genéticos de ADN al que fue sometido el encargado del edificio de Ravignani 2360, de Palermo.

"El señor Jorge Néstor Mangeri es ajeno al hecho que se le imputa. Es inocente", dijo el letrado al comenzar su alegato, tras lo cual cuestionó la instrucción de la causa penal realizada por la fiscal Paula Asaro por "irregular e ilegal" que "terminó con un inocente preso".

La fiscal Asaro escuchó personalmente, sentada en una de las filas del público a pocos metros de distancia, las críticas del abogado defensor, quien dijo que "el Estado incumplió garantías constitucionales" e "investigó ilegítimamente y debe hacerse cargo".

Para Tenca, "el caso tuvo una gran difusión mediática" y eso hizo que se diera "una respuesta rápida pero no eficiente" y explicó que, de acuerdo a lo que consta en el expediente, quedó claro que hasta la noche del 14 de junio y la madrugada del 15 de junio de 2013, "no había sobre Jorge Mangeri sospecha alguna".

"Las sospechas se centraban en la familia y dentro de ese círculo íntimo el principal sospechoso era el padrastro (de Ángeles) Sergio Opatowski", dijo el abogado defensor, quien agregó que todo cambió cuando la policía lo fue a buscar a Mangeri porque no se presentaba como testigo.

Según Tenca, a pesar de encontrar a Mangeri lastimado y denunciando apremios en el domicilio de un amigo, se ordenó su comparendo compulsivo a la Fiscalía de Instrucción 35, a cargo de Asaro, donde "la causa giró 180 grados".

El defensor cuestionó el trabajo realizado por la fiscal Asaro al frente de la pesquisa, a quien le dijo haber tenido "mala fe" en su accionar: "En treinta años que tengo de abogado jamás vi que la plana mayor de una división de la Policía Federal esté en una fiscalía dieciocho horas para recibir directivas".

"Asaro dejó de ver a Mangeri como un testigo y pasó a ser un sospechoso", dijo Tenca, quien agregó que "en la testimonial ya se advierte que se le hacen preguntas de índole incriminatorio, de una indagatoria".

Luego, el letrado dijo que el examen médico que se le realizó a Mangeri en la fiscalía aquella noche "es nulo" al igual que todo acto procesal posterior.

"Lo que se estaba investigando con ese examen médico no eran los apremios" dijo Tenca, sino que "la finalidad de la fiscal era otra" porque ya lo veía como sospechoso, y que esa revisación la hizo con la intención de "producir prueba".

Según Tenca, "cuando Mangeri llegó (a la fiscalía), Asaro sospechó, tuvo una corazonada y siguió adelante".

En el final del primer tramo de su alegato, Tenga adelantó su pedido de absolución para Mangeri, al considerar que era nulo ese examen médico y todo lo que ocurrió posteriormente.

 
 
 
Foto: Sala de prensa y Diario 26
Leer más...