Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Los fiscales Carlos Enrique Sansserri y Federico Martín Carniel pidieron el martes a la jueza federal de Sáenz Peña, Zunilda Niremperger, la indagatoria de los imputados en la investigación -impulsada junto al fiscal Carlos Amad- por la exportación hacia Portugal de 500 kilos de cocaína. De este primer cargamento, se recuperaron unos 12 kilos hallados por las autoridades portuguesas entre el 6 y el 7 de diciembre de 2011 en las instalaciones de la Empresa Carbofelix, ubicadas en los galpones del parque industrial Ameal, situado en las inmediaciones de Torres Vedras, del distrito de Lisboa.

A partir de este hecho, comenzó la investigación contra la organización narcocriminal encabezada por Carlos Alberto Salvatore, en distintas causas conocidas como Carbón Blanco. Además, requirieron el embargo preventivo de los bienes.

Los representantes del Ministerio Público presentaron el requerimiento de instrucción "a partir del análisis de las constancias que surgieron del debate oral" en el juicio realizado por el envío de una tonelada a Europa, del que los acusados resultaron condenados a penas de entre 12 y 21 años. La novedad es que esta vez los funcionarios de la Aduana responsables del control del contenedor utilizado para esconder la droga también serán objeto de investigación.

Los fiscales requirieron también el embargo preventivo de los bienes.

En concreto, Sansserri, Carniel y Amad consideraron que existen suficientes pruebas para imputar a Paticio Daniel Gorosito (condenado a 19 años de prisión); al propio Salvatore (sentenciado a 21 años de prisión); Juan Carlos Pérez Parga (17 años); a Rubén Félix Esquivel (12 años); a Héctor Ángel Roberto (17 años); a distintos funcionarios de la Aduana; a Silvana Andrea Rodríguez, y a Fernando Antonio Klim (apoderado de la firma exportadora), de haber participado de la "asociación ilícita en concurso real con contrabando de estupefacientes agravado por el destino de comercialización, como así también por la participación de tres o más personas y por la intervención de funcionarios o empleados del servicio aduanero en ejercicio u ocasión de sus funciones".

El cargamento "sospechoso"

El 11 de agosto de 2011, se completó (consolidó en la jerga del comercio exterior) un contenedor con un cargamento de carbón vegetal con destino a Portugal. La operación fue realizada en la planta ubicada en la localidad chaqueña de Quitilipi: "Una vez que fue debidamente precintado, partió el contenedor con el estupefaciente en camión vía terrestre hasta el Puerto de Buenos Aires, siendo controlado y luego escaneado el 17 de agosto, imagen que arrojó resultado sospechoso, pese a lo cual parte a Europa el 9 de septiembre de 2011, en el Buque Grande América Bandera Italiana".

En el escrito, Sansserri, Carniel y Amad resaltaron que el 15 de noviembre de 2012, se secuestró de las oficinas del estudio jurídico Grupo Salvatore "un Thscan Inspection System Image compuesta de 2 fojas, obtenida durante el control del contenedor N°CAXU4900236 el día 17 de agosto de 2011 a las 20:15 hs., con marca sospechosa: imagen dudosa. Conclusión: sospechoso".

A partir del hallazgo de la cocaína en Portugal, comenzó una investigación conjunta de las policías nacionales de España y Portugal, "que culminaron con intervención también de la justicia argentina en la incautación de tres cargas más conteniendo estupefaciente, la que fueran objeto de juicio y condena por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Resistencia", indicaron los representantes del MPF.

 

Fuente: fiscales.org.ar

Leer más...
none