Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

Luego de enterarse que su familia la buscaba desde el jueves pasado, Adriana Báez se presentó en la comisaría y contó el calvario que le tocó vivir en estos cinco años que lleva conviviendo con Julio Rodas, su pareja.

En ese sentido, se remitió al momento en que tuvo que irse de su casa el 2 de diciembre: “A las 1 aproximadamente volvió a la casa bajo los efectos del alcohol y comenzó a agredirme. En un momento tomó un cuchillo”.

Al intentar huir de la casa se cayó al suelo, luego Rodas se le acercó y le “cortó en la muñeca derecha, un corte profundo lo que le hacía sangrar mucho”. En ese momento, continuó Báez, se despertó su hija de 4 años y el hombre “desistió”.

Luego agarró el celular de Rodas y llamó al 911: “Julio les dijo que no tenía que acercarme a la casa y que me intenté cortar todo, cuando era todo lo contrario. La Policía me dijo que me retire, que no podía estar en ese lugar”.

Finalmente se quedó “durmiendo a pocos metros de un móvil de la Caminera” y al amanecer caminó por la ruta nacional 16 con sentido hacia Quitilipi, hasta que cerca de las 10 un motociclista la llevó hasta Sáenz Peña, donde la hospedó una casa de familia conocida del hombre.

Tres años de calvario

Báez denunció que lleva ocho años de pareja con Julio Rodas y que tuvieron tres hijos de 1, 2 y 5 años. Luego de tres años de relación empezaron a vivir juntos y desde ese momento recibe “malos tratos delante de sus hijos, es una persona que consume abundante bebidas alcohólicas todos los días desde que se levanta”.

Asimismo agregó que estuvo detenido y que intervino personal la Unidad de Protección Integral, que de manera preventiva les sacó los niños y hace cinco meses se los devolvió.

Por último aseguró que Julio Rodas “es una persona agresiva”, que durante los últimos años de la relación recibió “muchos golpes de puño” de su parte, inclusive “durante el embarazo”, además de arrastrarle “siempre por el suelo”, pegarle con “palos de escoba” y herirla “muchas veces con cuchillos”.

 

 

Si sufrís violencia de género, o conoces a alguien que esté atravesando por esa situación, podes comunicarte las 24 horas al 144. Si vivís en Resistencia, la línea habilitada es la 137.

También podes acercarte a la comisaría de tu barrio o de cualquier otro lugar de la ciudad. Allí tienen la obligación de tomarte la denuncia.

Leer más...