Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

A horas de la reunión que tendrá con el papa Francisco en el Vaticano, el presidente Mauricio Macri ratificó que está "muy bien para mañana", cuando vuelva a ver al Pontífice en una reunión a la que irá con su familia y para la que tanto en el Vaticano como en el Gobierno anticipan "un clima cordial".

"Estoy muy bien para mañana", aseguró el mandatario a Télam y otros medios antes de ingresar al hotel en el que se aloja en la capital italiana tras una recorrida en bicicleta por Roma con el cardenal y sucesor de Jorge Bergoglio al frente del arzobispado porteño, Mario Poli.

"Poli me había invitado la última vez que nos vimos en Buenos Aires, estuvimos andando casi una hora y media y llegamos hasta las afueras de Roma", afirmó el mandatario, que este sábado visitará al Pontífice a las 10.30 locales (5.30 de Argentina) en el estudio anexo al Aula Paulo VI del Vaticano.

"Las interpretaciones se las dejo a ustedes que se divierten con eso", bromeó el mandatario tras saludar y sacarse fotos con varios argentinos que se acercaron a saludarlo en la céntrica Piazza del Popolo, a metros del Hotel De Russie al que llegódesde Buenos Aires y en el que se aloja hasta el domingo junto a su familia.

eL ENCUENTRO

Para la reunión, el mandatario trajo desde Buenos Aires como regalo al Pontífice una escultura que simboliza "una de las preocupaciones centrales de la agenda internacional del Papa", adelantaron fuentes de gobierno.

Además, tanto en el Vaticano como alrededor del Presidente pusieron de relieve el "trabajo" que se hizo en los meses previos al encuentro de este sábado. "No hay ninguna razón para que no salga bien", aventuró en la mañana de este viernes la canciller Susana Malcorra en diálogo con Télam y otros enviados en el hotel De Russie.

El de este sábado será el segundo encuentro entre ambos en el año y el cuarto desde que Francisco fue entronizado el 19 de marzo de 2013.

A una audiencia "familiar" que se espera "en un clima cordial", el Presidente irá con su esposa Juliana Awada, la hija de ambos Antonia, la hija del primer matrimonio de Macri, Agustina; y Valentina, hija de Awada con su pareja anterior. Francisco las saludará a todas tras encuentro privado entre los dos jefes de Estado, sentados cada uno a cada lado del escritorio que predomina el espacio del estudio.

Poli, por su parte, será uno de los cuatro cardenales argentinos que participará el domingo de la ceremonia de canonización del cura gaucho José Gabriel Brochero, junto a Leoanrdo Sandri, Estanislao Karlic y Héctor Villalba.

La agenda de Macri en Roma

 Tras la reunión con Francisco, el presidente dará una conferencia de prensa en la embajada argentina ante la Santa Sede y luego participará de una reunión con más de treinta embajadores argentinos acreditados en Europa en el hotel Meliá de Roma.

Está previsto, con horario y sede a confirmar, un encuentro con el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Matteo Renzi, que podría ser en Florencia, a unos 270 kilómetros de la capital.

El domingo, Macri y una comitiva que integran entre otros Malcorra, el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo, el vocero presidencial Iván Pavlovsky, el secretario de culto Santiago de Estrada y el subsecretario de esa cartera Alfredo Abriani participarán de la ceremonia de canonización de Brochero.

Presidida por el papa Francisco, la ceremonia marcará al "cura gaucho" (1840-1914) como el primer santo de la historia nacido y muerto en el país y se espera la llegada de más de 35 obispos, 100 sacerdotes y 800 fieles desde Argentina.

Fuente: Télam.

Leer más...

Galería de videos