Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Luego de que Macri decretara el pasado lunes un bono compensación de fin de año de $5.000 para los trabajadores del sector privado, el Gobierno extendió el beneficio a la administración pública, Policía, Gendarmería y Prefectura.

Sin embargo las jurisdicciones de 13 provincias expusieron su rechazo y otras tres todavía no definieron su postura. Solo 8 aseguraron que se sumarán al pago, por montos que varían entre $3.500 y $10.000 según el caso.

De este modo, según consignó BAE Negocios, no recibirían el bono los empleados públicos de Chaco, Corrientes, Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, San Juan, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Neuquén, Chubut y Santa Cruz.

Así lo reveló un reciente informe elaborado por la Fundación Mediterránea, que detalló que al tercer trimestre del 2018 el gasto salarial caía entre 10-15%, en términos reales, en provincias como Chaco, Misiones y Santa Cruz.

"La mayoría de las provincias ha aplicado una política salarial restrictiva en 2018, con el objeto de mejorar sus cuentas fiscales, en un año en que se aceleró la inflación y con ello los recursos, cuando se los mide en valores nominales. En este contexto, puede ser adecuada la aprobación de un bono de fin de año, especialmente en provincias que no aplican cláusula gatillo por inflación y que con esta medida eviten renegociar salarios este año, pasando esa instancia para 2019", añadió el informe.

La baja era de entre 5-10% en Río Negro, Chubut, Santa Fe, Mendoza y Tierra del Fuego. Por el contrario, sólo mostraban un mayor gasto en personal, a valor constante, Formosa, La Rioja, Neuquén y San Juan, aunque en ningún caso se trataba de un guarismo superior al 1%.

De esta manera, las 8 provincias que lo pagarán son Río Negro, por un total de $3.500; Misiones, por $4.000; Formosa y La Rioja, por $5.000; La Pampa yTierra del Fuego, por $6.000; San Luis, por $9.000; y Santiago del Estero, por $10.000.

Las tres jurisdicciones que definirán hacia fin de año son clave ya que se tratan de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y de las provincias de Buenos Aires y Córdoba. Y es que la CABA cuenta con 196.000 funcionarios públicos que serían alcanzados por un potencial otorgamiento del bono. En Córdoba, por su parte, hay aproximadamente 137.000 asalariados que se verían beneficiados. Mientras que en la Provincia de Buenos Aires el alcance es de una masividad incluso superior ya que hay 575.000 empleados públicos que lo cobrarían.

Leer más...