Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

Juntos por el Cambio buscará reabrir la campaña electoral esta semana a través del contacto directo de los candidatos con la gente en la calle pero pondrá especial énfasis en apuntalar a aquellos dirigentes mejor posicionados, que pelean por retener o ganar intendencias y a quienes aspiran a bancas en el Congreso.

Dirigentes del comando electoral del oficialismo consultados por Télam aseguran que el partido "está de pie" y que darán la pelea para revertir el resultado de las PASO en las que el macrismo quedó en segundo lugar y a más de 15 puntos del Frente de Todos, pero en declaraciones extraoficiales aceptan que dar vuelta el resultado "será complicado".

En las reuniones de los últimos días, paralelas a las de Gobierno en las que se prioriza la necesidad de estabilizar la economía, los dirigentes reafirman que el objetivo central en la campaña que se reinicia el próximo viernes deberá ser "apuntalar" a los candidatos "con más chances de ganar" en sus distritos.

Para ello, los ministros y las principales figuras del espacio acompañarán a los dirigentes que mejor posicionados hayan quedado tanto en la compulsa por las intendencias como en la carrera por las bancas en el Senado de la Nación y en la Cámara de Diputados, en sus caminatas y encuentros con los votantes de cara a octubre.

Pese a los magros resultados, en el búnker de Cambiemos hacen cuentas y afirman que en las dos cámaras "se pueden ensanchar las bancadas" del espacio para continuar siendo una fuerza de peso en el Congreso "gane quien gane la Nación", explicó el asesor de uno de los principales estrategas de campaña.

Laura Rodríguez Machado, senadora y jefa de campaña de Juntos por el Cambio en Córdoba, reiteró que lo que se viene es una campaña con un trabajo más fuerte en el territorio, y confirmó que luego de la derrota de Mauricio Macri en las PASO se abandona la campaña en redes sociales.

La secretaria nacional del PRO, Sofía Brambilla, dijo, por su parte, que "hay mucho que mejorar después de las PASO" y que en el espacio "entendieron" el reclamo de las urnas del 11 de agosto.

"Nos dimos cuenta de que hay que escuchar más y hay una demanda clara de la gente que le cuesta llegar a fin de mes y que nos está pidiendo que escuchemos, algo que no supimos hacer", declaró.

Brambilla encabezó este viernes un encuentro de 300 mujeres dirigentes del macrismo de todo el país en Parque Norte, en el que se fijaron los primeros lineamientos de campaña tras la derrota electoral en las PASO y se buscó hacer una autocrítica sobre los motivos del fracaso en las urnas.

"Perdimos, no supimos escuchar", admitió la dirigente de Juntos por el Cambio y contó que de a poco comenzaron a "reacomodarse" a nivel partidario para volver a salir a la calle a encuentros y timbreos con la mira puesta en achicar la diferencia con el kirchnerismo y sus aliados respecto a la primera vuelta.

Los armadores de la campaña en la provincia acordaron, en tanto, que la gobernadora María Eugenia Vidal llevará adelante actividades "separadas" de las de Nación, con el objetivo de achicar la amplia diferencia que obtuvo Axel Kicillof.

Para ello, la mandataria ya comenzó a recorrer los distritos en los que peor le fue el oficialismo, pero pidió hacerlo sin prensa y sin cámaras porque pretende "tener contacto más directo con sus votantes y sin interferencias", contó a Télam uno de sus voceros.

En tanto en la ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, también empezó antes de tiempo con los encuentros con vecinos y al mismo tiempo la inauguración de obras, como parte de la misma estrategia de encarar de aquí a octubre campañas autónomas de la Nación.

 

Fuente: Télam

Leer más...