Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

Será el segundo encuentro entre el Papa y el presidente Macri, luego de la reunión que mantuvieron el pasado 22 de febrero en la biblioteca privada del pontífice, en el Palacio Apostólico de la Santa Sede.

De acuerdo a lo previsto, la agenda del Presidente en Roma comenzará el viernes 14 de octubre, cuando el mandatario participará de la celebración oficial del Día Mundial de la Alimentación en la sede de la FAO, el organismo de la ONU dedicado a alimentos y agricultura.

El sábado 15 -en horario y lugar a determinar- Macri será recibido por Francisco en audiencia privada, la segunda en ocho meses, tras la reunión de febrero que disparó todo tipo de especulaciones sobre la relación entre el jefe de Estado y el líder de la Iglesia Católica.

En principio, se había conocido la información de que el nuevo encuentro se iba a realizar, a pedido del gobierno argentino, el lunes 17 de octubre, fecha que también despertó conjeturas por tratarse del "Día de la Lealtad Peronista".

Otro tema aún no confirmado es el lugar de la reunión, lo que motivó gestiones para que, con el objetivo de que el encuentro adquiera un tono menos protocolar y formal, pueda mudarse del Palacio Apostólico a la residencia Santa Marta, donde vive el Papa, o al estudio contiguo al Aula Paulo VI, donde Francisco recibió en varias oportunidades a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Un día después de que se produzca el encuentro -el domingo 16- será la canonización del cura Brochero, conocido como el "cura gaucho", junto a otros seis beatos de otras nacionalidades, en una misa solemne en la Plaza San Pedro que será encabezada por Francisco, y de la que participará Macri y una importante comitiva argentina.

Entre quienes viajarán al Vaticano para asistir a la ceremonia de canonización del cura Brochero, se cuenta una gran delegación cordobesa, de donde era oriundo el santo, encabezada por el gobernador Juan Schiaretti, los ex mandatarios provinciales José Manuel de la Sota y Eduardo Angeloz; intendentes comunales, y representantes del mundo gremial y empresarial.

En tanto, el lunes 17 octubre, el arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina, Mario Poli, oficiará una "misa de acción de gracias" también en la Basílica de San Pedro, en la que posiblemente también esté presente el mandatario argentino.

Desde el inicio de su mandato, Macri y la canciller Susana Malcorra plantearon la idea de que la relación con el papa Francisco debía darse en términos protocolares, dado que ambos son jefes de Estado, lo que motivó que el primer encuentro del 22 de febrero se diera en esos términos y durara sólo 22 minutos.

El rechazo papal a una donación oficial destinada a la fundación pontificia Scholas Ocurrentes y gestos de apoyo a militantes vinculados al kirchnerismo como Milagro Sala o Hebe de Bonafini generaron nuevos cortocircuitos en la relación entre la Santa Sede y el gobierno macrista.

A partir de varios encuentros informales que Francisco mantuvo en el Vaticano con distintos funcionarios del gobierno nacional, como el ministro de Educación, Esteban Bullrich; el de Trabajo, Jorge Triaca, y la canciller Susana Malcorra, el vínculo se fue haciendo más distendido y relajado en los últimos meses.

En julio, en una entrevista con el diario La Nación, el Papa aclaró que no tenía "ningún problema" con Macri y que lo consideraba "una persona bien nacida y noble".

Fuente: Télam

Leer más...