Ampliar

Ocurrió en  Córdoba y puede sentar precedentes en todo el país. En un espantoso siniestro de tránsito un conductor ebrio mató a tres jóvenes e hirió gravemente a otros tres. Después de 10 años el responsable directo del siniestro fue condenado a resarcir todos los daños y perjuicios.

Lo inédito es que también se condenó al estado cordobés y a la comuna de San Roque a pagar solidariamente el 30% y el 10% respectivamente del resarcimiento.

De acuerdo a un informe de "Luchemos por la Vida", el juez Olcese basa su decisión en el hecho que el Estado provincial había omitido realizar controles de alcoholemia en la autopista donde ocurrió el siniestro, con lo cual creó una suerte de “zona liberada” para circular sin limitaciones, lo que lo transformó en co-responsable del siniestro.

“Considero ajustado a derecho resolver que la conducta omisiva del Estado, tanto provincial como comunal, que venimos referenciando, debe calificarse como un “elemento facilitador” del suceso ocurrido, por lo que humildemente entendemos ajustado a derecho endilgarle al Estado provincial el 30 % de la responsabilidad de los hechos base de esta acción, y a la comuna de San Roque el 10 %”, sostiene Olcese.

Es un fallo inédito, y que no se encuentra firme, pero muy destacable porque introduce la responsabilidad del Estado cuando está ausente, cuando no cumple su función esencial e indelegable de controlar y sancionar, acción que de haber existido, tal vez habría disuadido de conducir al homicida ebrio al volante o tal vez lo habrían detenido a tiempo.

 

 
Leer más...