Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 362 4780238

La Cámara de Senadores decidió hoy no debatir el proyecto sobre financiamiento de los partidos políticos, luego de que los legisladores no lograran ponerse de acuerdo en los cambios que se propusieron a la iniciativa, y aplazaron la discusión para la próxima semana.

La decisión se tomó en medio de la sesión convocada para esta tarde, pese a que el tema había sido incluido en la reunión de Labor Parlamentaria que se desarrolló por la mañana.

Sin embargo, los legisladores acordaron que, luego de aprobar otros proyectos de ley incluidos en el plan de labor, se pase a un cuarto intermedio hasta la semana que viene.

La intención es debatir el tema antes del informe del jefe de gabinete de ministros, Marcos Peña, agendado para la tarde del miércoles 27 de marzo.

El proyecto obtuvo dictamen a principios de noviembre del año pasado y había sido incluido en el llamado a sesiones extraordinarias hecho por el Poder Ejecutivo Nacional para diciembre.

El tema nunca llegó a debatirse luego de que la diputada nacional por Cambiemos, Elisa Carrió, cuestionara que se les permita a los privados hacer aportes de campaña.

La Comisión de Asuntos Constitucionales volvió a reunirse la semana pasada para acomodar algunos cambios en la iniciativa y ponerla a discusión al día siguiente, cosa que tampoco ocurrió.

El presidente de la comisión, el peronista catamarqueño Dalmacio Mera, había acordado las modificaciones con algunos referentes de la Cámara de Diputados con el objetivo de que, una vez sancionado en el Senado, la Cámara baja le diera su conformidad y fuera ley antes de que se iniciara la campaña política.

Pero esta tarde surgieron nuevas desavenencias, principalmente, en el capítulo referido a la publicidad a través de páginas de internet.

Antes de que comenzara la discusión en el recinto, los bloques mantuvieron reuniones entre sus integrantes y allí surgió el entredicho.

Eso originó la presencia del secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, quien se retiró del Palacio Legislativo cuando ya había trascendido que el tema iba a pasar a la próxima sesión.

El proyecto levanta la prohibición para que las empresas privadas puedan aportar a las campañas, y establece que las agrupaciones no podrán recibir de una misma persona -humana o jurídica- un monto superior al cinco por ciento de los gastos permitidos para cada campaña electoral.

Sin embargo, según se acordó en las negociaciones que se llevaron a cabo durante toda la semana, ese número terminó siendo consensuado y fue bajado al dos por ciento.

Por otro lado, se introdujo al proyecto un capítulo sobre Internet; sobre esto, un sector de los legisladores, vinculado con las provincias chicas, pretenden que se obligue al partido político a poner la mitad del dinero en páginas web de origen nacional.

Por el contrario, los representantes de las provincias más grandes, quieren que no haya límites.

"Desde el bloque creemos que la plataforma digital no puede ser todo lo que invierte un partido en términos de publicidad porque debe haber un porcentaje destinado a medios nacionales o provinciales", explicó Mera luego de que se conoció la suspensión del debate.

En ese sentido, agregó: "Es lógico que pidamos un cuarto intermedio para acordar todos los puntos porque es una ley densa que necesita mayoría especial para ser aprobada".

Tal como lo establece la Constitución Nacional, las reformas al sistema electoral deben ser aprobadas con mayoría absoluta de los miembros de cada Cámara (en el caso del Senado, se necesitan 37 votos).

 

 

 

Fuente: Télam

Leer más...