Ampliar
Videos, audios o fotos con info al 3624393128

En su primera reunión con directivos de empresas de consumo masivo, el nuevo secretario de Comercio, Roberto Feletti pidió a las compañías mantener congelados los precios de 900 hasta fin de año. Esto incluye alimentos, artículos de higiene y productos de limpieza y también a los que estaban incluidos en el Programa de Precios Cuidados.

Se pidió mantener los mismos precios de alimentos y bebidas que tenían el 1º de octubre hasta el 31 de diciembre o 7 de enero”, comentó una fuente del sector. De la reunión con el secretario participaron empresas productoras de alimentos, productos de limpieza y de higiene personal como Arcor, Molinos, La Serenísima y Mondelez, entre otras. Son unas 30 compañías que, por su peso en cada uno de los rubros, son las que concentran la mayor parte de la oferta de productos de consumo masivo.

Feletti se reunirá también con las cámaras que agrupan a los supermercados, mayoristas y almacenes. Entre ellas, la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que reúne a las cadenas más grandes; la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que agrupa a las cadenas del interior y más chicas; Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (Fasa); la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam) y la Federación de Almaceneros.

Uno de los temas que quedó pendiente en medio del recambio de funcionarios es la renovación del Programa Precios Cuidados, una lista de 700 productos que mantenían su precio en las grandes cadenas de supermercados. El listado de precios tenía una vigencia de tres meses, que se venció la semana pasada.

De acuerdo a fuentes del sector, Español y su equipo planeaban autorizar un nuevo listado del programa con un aumento de precios que en promedio rondaba el 6%. Las negociaciones habían comenzado hace casi dos semanas.

La salida de Paula Español de la Secretaría de Comercio y la llegada al cargo de Roberto Feletti generó alerta entre los empresarios frente a la posibilidad que se produzca algún endurecimiento en los controles de precios.

Según detallaron directivos de empresas, hasta el momento dentro de la Secretaría venía funcionando un régimen no escrito donde cada compañía productora de alimentos o artículos de higiene y limpieza negociaba aumentos en sus productos uno a uno y luego se autorizaba un porcentaje de suba. Luego, las cadenas de supermercados debían tomar solo las listas de precios son aumentos autorizados.

Fuente: Infobae

Para comentar la nota hacé click acá

Leer más...
none